Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Renovables considera que la sentencia del TC es otra "oportunidad perdida" contra la incertidumbre

La Fundación Renovables considera que la sentencia del Tribunal Supremo en respuesta a un recurso del Gobierno de Murcia en la que se avala el recorte a las renovables incluido en la reforma energética es una "oportunidad perdida" para acabar con la incertidumbre en el sector.
"Son demasiadas las ocasiones en las que España pierde la oportunidad de acabar con la situación de incertidumbre en la que vive el sector de las energías renovables", indica la asociación en una nota, antes de considerar que "se han cumplido los peores augurios, ya anunciados en época navideña, por el ministro de Energía, Industria y Turismo, José Manuel Soria".
Tras conocer la sentencia, la asociación se plantea varias dudas, entre ellas "aquella en la que se viene a afirmar la adecuación normativa de la misma aduciendo, sin apenas justificarlo, que no se puede esgrimir que vulneren los principios de seguridad jurídica y de confianza legítima".
"Es aquí donde el voto particular del magistrado Juan Antonio Xiol Rios (al que se adhieren dos magistrados más) toma cuerpo: como bien señala el magistrado, quizás esta era 'la oportunidad para haber aclarado el concepto, no sólo desde el punto de vista normativo, sino también desde el punto de vista social'", afirma la organización.
Para la fundación, en la decisión judicial "subyace un aval a una voluntad política". "La fundación tiene claro que, en el hoy tan cambiante mundo, con la globalización y la proliferación normativa que existe, no se pueden establecer 'verdades absolutas' desde el punto de vista normativo, pero también es verdad que hay principios básicos que deben regir nuestro devenir en las relaciones con nuestros congéneres", señala.
"Desde la Fundación Renovables abogamos por un sistema en el que la energía sea un derecho básico al que tengan acceso todos los ciudadanos y no pueda verse afectada por los vaivenes políticos y por ende administrativos", indica.