Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional sin fianza para el propietario de las clínicas Funnydent

Las clínicas Funnydent facturaban cerca de un millón y medio de euros al mes según el auto judicial. Su propietario no pagaba las nóminas y siguió admitiendo pacientes cuando ya sabía lo que se avecinaba. Por todo esto la juez le manda a prisión, sin fianza, por un presunto delito de estafa. Pero ¿qué ocurre con sus pacientes? Los que pidieron el crédito a financiera de la propia clínica lo tienen fácil. Nicolás Lerma, abogado, recomienda a los pacientes que envíen un burofax a la clínica poniendo en conocimiento de la empresa el incumplimiento de contrato y dejar de abonar las cuotas. 

Pero si el crédito se lo ha prestado el banco deben seguir pagando la cuota y mientras, negociar. Y si además se han quedado con el tratamiento a medias, el abogado recomienda que guarden todas las facturas porque podrán reclamar los gastos.  

El colegio de Odontólogos reclama a las administraciones que prohíban este tipo de clínicas dentales donde prima más el beneficio económico que la salud de los pacientes.