Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gasolina y gasóleo se encarecen un 0,4%, tras tres semanas a la baja

Los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado subidas en la última semana del 0,4% y del 0,38%, respectivamente, con lo que rompen una secuencia de tres semanas a la baja, según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).
El litro de gasolina se sitúa en la actualidad en 1,398 euros el litro y se queda cerca del umbral de los 1,4 euros, en el que ha permanecido durante tres semanas consecutivas. Su precio es un 0,6% inferior al de enero y un 4,5% inferior al de la misma semana del año pasado.
En cuanto al gasóleo, el litro marca un precio de 1,319 euros, un 2,8% menos que en enero y un 4% menos que en la misma semana del año pasado. Su precio es ahora el segundo más bajo en lo que va de año, por detrás del marcado una semana antes.
En el escenario actual, llenar un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad cuesta 76,8 euros, 30 céntimos más que hace una semana, mientras que en el caso del gasóleo asciende a 72,5 euros, también treinta céntimos más.
El abaratamiento del gasóleo se da a conocer en un momento en el que el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se abarata en dos dólares, hasta 106 dólares, mientras que el Texas 'sweet light' se sitúa en 99 dólares, un dólar menos que hace una semana.
PRECIOS EN EUROPA.
Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,532 euros y a 1,564 euros en la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,404 euros de media en la UE de los 28 y a 1,383 euros en la zona euro.
El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos autonómicos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.
En un informe reciente, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) indica que los márgenes de los carburantes han registrado incrementos de hasta el 25% en enero.