Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

George Clooney revoluciona Milán

El actor de Hollywood George Clooney testificó este viernes en un juicio de tres personas acusadas de explotar su nombre para promocionar una marca de moda en Milán.
El actor, de 49, años pasó entre los flashes de las cámaras a una repleta sala de tribunales para declarar como un demandante civil en un caso que data desde el 2008.
"Vine hoy porque creo en el sistema judicial y porque hubo personas que utilizaron mi nombre para sacar provecho de otras", dijo Clooney en la corte. Los demandados, Vincenzo Cannalire, Francesco Galdelli y Vanja Goffi, han sido acusados de fraude, falsificación y posesión de bienes robados. Cannalire fue el único presente. El juicio implica un show realizado en un hotel de Milán dos años atrás. Los demandados están acusados de utilizar el nombre de Clooney en un intento de promocionar una línea de moda durante el evento.
En la audiencia, Clooney se puso sus gafas para observar varias fotografías que lo mostraban a él junto a los demandados, a lo que dijo eran falsas. El actor entregó fotos originales de él para probar su declaración. Clooney se dio vuelta hacia Cannalire después de mirar las fotos, sonrió y dijo: "Buen trabajo. Deberías estar orgulloso de ti mismo".
El actor, que vestía un traje azul, testificó por casi dos horas. El juez Pietro Caccialanza agradeció después a Clooney. "Esta audiencia duró tanto como una película", agregó. Después de dejar la sala y ser persuadido por periodistas y cámaras, el ex 'soltero de oro' explicó: "No fue tan duro.
Es fácil cuando puedes probar que estás absolutamente en lo correcto". Clooney dijo que su firma ha sido ilegalmente copiada en varios documentos incluyendo una licencia para una línea de moda llamada 'George Clooney'. Clooney se ha convertido en una cara familiar en Italia desde que compró una casa en el lago de Como, a casi 40 kilómetros al norte de Milán.