Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia traspasa su crisis al fútbol

La velocidad de sus hombres con y sin balón fue suficiente para superar a un equipo griego muy limitado. Grecia deja muchas dudas en su estreno en el Mundial. Un conjunto acostumbrado a jugar al contragolpe se encontró desde el minuto siete con la obligación de remontar el partido. Todas las carencias helenas salieron a relucir. Una y otra vez los futbolistas griegos se estrellaban contra la defensa coreana.
Los hombres dirigidos por Hung Jong-Moo aprovechaban cada robo del balón para crear peligro a la contra. En la segunda mitad no cambió nada. En un robo de balón de la estrella del Manchester United, Park Ji Sung los coreanos hicieron el segundo y sentenciaron el choque.
Los últimos minutos fueron un quiero y no puedo de Grecia. Balones colgados de uno y otro lado sin rematador. Sólo en el juego aéreo dieron sensación de peligro. Gekas en una media vuelta estuvo a punto de recortar distancias, pero se encontró con el guardameta Ryong. Corea soportó sin problemas las llegadas griegas y firmó su primer triunfo en este Mundial.