Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Haze: "Tu barrio es tu pequeña nación"

Doce años después de arrasar con su debut Crónicas del barrio, el rapero sevillano Haze (nacido Sergio López Sanz en 1978 en Los Pajaritos) vuelve a la carga con el que es ya su quinto disco, Barrio, que de alguna manera cierra un intrincado círculo vital con todo tipo de vicisitudes relacionadas con la vida callejera que un muchacho puede vivir en el extrarradio hispalense.
"Es una vuelta al origen porque mi primera maqueta y mi primer disco se llamaron Crónicas del Barrio. Después de una evolución personal y profesional, decidí con este quinto álbum volver a los inicios, a la esencia, al barrio", plantea Haze a Europa Press.
Añade a este respecto: "Llevo cuatro años con mi novia, que es de mi barrio, y volví a vivir todas las circunstancias callejeras que tuve un poco distantes durante un tiempo. Aunque en un momento dado me fuera a vivir a una urbanización, yo me siento y me sentiré siempre barrio. Las circunstancias de la vida hacen que vuelvas a tu origen porque sientes un arraigo. Es tu pequeña nación".
En su regreso a Los Pajaritos, Haze ha notado grandes cambios, "como casi en todas partes", porque ahora "hay gentes de otras muchas nacionalidades". "Han entrado rumanos, africanos de diferentes países, americanos... y lo que hay es una unión de nacionalidades y cultura que es muy interesante. Esa gente me aporta mucho, soy muy preguntón y muy curioso, me gusta saber de otras culturas porque es algo enriquecedor", recalca.
INFLUENCIAS DE TODO TIPO
Precisamente de esta nueva cara de su barrio ha conseguido sacar Haze un buen número de influencias de todo tipo, lo que le lleva a destacar, por ejemplo, como estudiante recién graduado (con sobresaliente) de Filología Hispánica, que "hay una conexión importante entre los países americanos y España", lo que lleva a estuidar "ritmos de allí para incorporarlos" a sus canciones.
Y así, detalla: "En Salidos del infierno combino el rap con la cumbia villera argentina, que es un ritmo muy bailable y divertido. Además, en Aire y mar he fusionado el rap, el flamenco y la música raí, incluso las culturas española y marroquí. En Sexo hasta el amanecer lo que hay es unión de rap con brazilian funk".
No contento con estas mezclas, en ocasiones abiertamente osadas, se atreve incluso Haze a unir la música cofrado, la copla y el rap en un tema llamado Heroína en el que recuerda su infancia durante los ochenta en un barrio marcado por esta droga. "Y ha quedado una fusión magnífica, aunque costó trabajo", apostilla con satisfacción.
LA ORTODOXIA EN EL RAP
Abanderado del rap flamenco desde sus inicios, Haze defiende sus fusiones asegurando que "la ortodoxia en el mundo del rap está cambiando mucho gracias a la nueva ola de raperos que están saliendo y que hacen lo que les da la gana y funcionan".
"Los raperos que antes denigraban al rap flamenco, ahora lo aman. Ahora sí se le hace homenajes a Camarón, algo que yo hice hace trece años y también lo hicieron el Payo Malo y Mala Rodríguez", recalca con cierto tono de rabia para después zanjar: "El tiempo da la razón y pone las cosas en su sitio. ¡Cómo se puede tachar de fake a un rapero sevillano que mezcla el rap con el flamenco!"
Asimismo, Haze se muestra encantado de la pujanza del rap actualmente en todo el planeta, por lo que recalca que "la música hip hop en cualquiera de sus vertientes tiene influencia mundial, gracias a nombres como Kendrick Lamar, Kanye West, Drake, Jay Z y muchos otros". "Los chavales escuchan mucho rap y alucinan con las batallas de gallos", remacha.
Recuperando el tono calmado que actualmente le preside, asegura por último que ahora siente en su vida "una tranquilidad y una madurez que antes no tenía", seguramente "por el peso que dan los años". "Pero la esencia es la misma, la lucha, la fuerza de voluntad. Señores de barrio con la cabeza alta, orgullosos, peleando y consiguiendo sueños. A menos oportunidades, más coraje", subraya.