Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hitler consumió un compuesto similar a la Viagra para no fallarle a Eva Braun

El Führer (d) junto al líder fascista italiano Benito Mussolini.telecinco.es
Aunque, empeñado en anexionarse medio mundo, dedicó su carrera política a hacer demostraciones de fuerza, Hitler era en realidad un adicto a los fármacos, según publica el diario "The Telegraph".
Así queda reflejado en un libro titulado "¿Estaba Hitler enfermo?" en el que, entre otras cosas, se apunta que su doctor, Theodor Morrell, le facitiló en 1944 un preparado similar a la actual Viagra. Lo que quería Hitler, entonces de 55 años, era tener una mayor energía sexual durante sus encuentros con su amante Eva Braun, de 32 años. El médico le inyectaba un compuesto de testosterona y un cócktail de semen y glandulas de las próstata de los toros.
Este no era, ni mucho menos, el único fármaco consumido por el Führer. Según el texto citado era un adicto a los fármacos: consumía hasta 84 medicinas. Como tenía terror a las pastillas, su médico le suministraba siempre inyectables. Entre ellos, opiaceos, anfetaminas y barbitúricos.
Él mismo se suicidó con una píldora de cianuro junto a su esponsa Eva, con la que se había casado sólo un día antes, en un bunker de Berlín, según la versión oficial.   LA