Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Holanda descansa el día en que España entra en el club de los finalistas

Día libre tras el éxtasis. Foto: Getty.telecinco.es
Día libre, recompensa tras la gesta. El entrenador de Holanda, Bert van Marwijk, le dio el día libre al plantel tras clasificarse como finalista de la Copa del Mundo. "Hoy no hacemos nada, sólo disfrutar", dijo un portavoz de la Federación Holandesa (KNVB).
Van Marwijk comparece este jueves ante la prensa, antes de que el equipo se cambie de hotel en Johannesburgo debido a que ya no cuenta con una reserva para el fin de semana, en el que los oranjes disputarán la final del Mundial.
La selección holandesa de fútbol, finalista del Mundial de Sudáfrica, encontró finalmente alojamiento en el Sunnyside Park Hotel de Johannesburgo, después de que sólo hubieran realizando reservas en su anterior lugar de concentración hasta el pasado lunes.
La selección no pensaba en alcanzar las semifinales del Mundial y, mientras que la FIFA, se encarga del alojamiento de los equipos para la noche anterior y posterior al partido, las selecciones deben organizar el resto de sus estancias, por lo que no tenían donde alojarse tras conseguir ayer una plaza en la final del domingo después de superar a Uruguay.
De Zeeuw, sin fractura
Por otro lado, se ha descartado que el volante Demy de Zeeuw sufra una fractura, después de que el jugador sufriera una patada accidental que le propinó el defensa charrúa Martín Cáceres.
El examen realizado al jugador del Ajax mostró que únicamente presentaba algunos dientes sueltos y pudo unirse al resto de las celebraciones con sus compañeros tras conseguir el billete a la final 32 años después de no hacerlo.  
Hito histórico
El técnico de la selección holandesa, Bert van Marwijk, se colocó a la altura de los entrenadores más grandes del país, Rinus Michels y Ernst Happel, después de que su equipo ganara el martes 3-2 a Uruguay y alcanzase la final del Mundial. Holanda no llegaba a la final de un Mundial desde 1978.
La selección holandesa disputó dos finales en la década de 1970, dirigida por Michels en 1974 y luego por Happel cuatro años después. Sin embargo, en ambas ocasiones perdió, la primera ante Alemania Occidental y la segunda con Argentina.