Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingleses y estereotipos, ¿A quién apoyar en la Eurocopa?

Hooligans ingleses en plena pelea.telecinco.es
Si bebes vodka, tienes que ir con Rusia, si te dedicas a mirar a las mujeres por la calle, vas con Italia, y si te gusta tirar cabras desde lo alto de una torre, tu equipo es España. Vuelven los estereotipos ingleses, y es que este año, que no juegan la Eurocopa, necesitan un equipo al que seguir y al que berrear con una buena pinta en la mano. La guía del Daily Mirror descubre la selección no inglesa que llevan dentro.
España
 
 
 
 
 
El diario ha buscado equipo a los agricultores (para los que estén en huelga) a los sibaritas de los vinos y a los amantes del agua de marca. Si eres así, tu equipo es Francia. Así sacan a relucir los estereotipos de sus vecinos. Nada que ver con lo futbolístico, pero así es.
Los compositores tienen que animar a Austria, los que escuchen a George Michael, con Grecia y los que vean películas de Roman Polanski, a Polonia. Lo tienen claro.

Los que tengan hobbies extraños, como mirar los relojes de cuco, animarán a Suiza, y los que tengan una franquicia de Kebab o conduzcan taxis en el Reino Unido, gritarán a favor de Turquía. Habrá ingleses que sean diseñadores de coches, que coman salchichas, que les guste poner toallas sobre las tumbonas y el silbido de 'Wind of Change' de los Scorpions, estos van seguro con Alemania.

Más difícil de encontrar es a un vampiro, los que evidentemente han de apoyar a Rumanía, o a un vikingo que le guste fabricar muebles y escuchar a ABBA. Sí, estos tienen que ir con Suecia.
Toros y siesta
No se han roto mucho la cabeza para buscar estereotipos a los españoles. Los ingleses que sean crueles con los toros, que tiren cabras desde el campanario, que duerman por la tarde o que sean propietarios de una discoteca, tienen que apoyar a España. Luego están a los que les gusta discutir con los españoles, estos tienen que ir con Portugal. Referencia especial para nuestros vecinos, si algún inglés es entrenador y tiene la cabeza grande (en alusión a Mourinho) también tiene que apoyar a los lusos.
Peor paradas salen los seguidores de Italia. Estos tienen que comer pasta, mirar a las mujeres y ver fútbol aburrido.
La lista completa ofrece más simplezas a sus lectores. Puede que se animen y hagan un estereotipo para europeos que quieran seguir a la Inglaterra de Capello en un futuro, puede que fuera más sencillo que cualquiera de las anteriores aportaciones.