Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Instalan columpios en la Casa Blanca para Malia y Sasha Obama

La familia del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sigue imprimiendo su huella en la Casa Blanca: en sus jardines luce un flamante juego de columpios, un regalo sorpresa del mandatario a sus hijas Malia y Sasha.
Según indicó una portavoz de la primera dama, Michelle Obama, el presidente y su esposa organizaron la sorpresa de modo que los columpios se instalaran mientras las dos niñas, de diez y siete años respectivamente, se encontraban en la escuela.
A su regreso de las clases se encontraron los columpios ya instalados.
Según la portavoz, las niñas se pusieron a gritar de alegría y pasaron cerca de una hora jugando en temperaturas por debajo del punto de congelación.
El presidente y su esposa habían decidido la adquisición de los columpios hace ya tiempo, cuando planeaban el traslado de la familia desde Chicago. Entonces concluyeron que una de las maneras de hacer que sus hijas se sintieran más a gusto sería con este juego, explicó la portavoz.
Los columpios, fabricados en madera maciza por una empresa de Dakota del Sur, se han instalado en una zona de los jardines de la Casa Blanca de tal modo que el presidente puede verlos desde el Despacho Oval.
Desde su victoria en las elecciones, Obama ha repetido en varias ocasiones que su gran prioridad es facilitar que sus hijas se adapten a la vida en la Casa Blanca.
Así, los Obama han contratado un decorador que les ayude a adaptar las habitaciones privadas a las necesidades de una familia con hijas pequeñas.
Pero el gran cambio en la Casa Blanca aún no ha llegado: el perro que el presidente prometió a sus hijas tras la victoria electoral.
La primera dama indicó recientemente a la revista People que se inclinan por un perro de aguas portugués, una raza que suelta muy poco pelo y por lo tanto está indicado para personas alérgicas como es el caso de Malia.
Según la primera dama, la mascota podría llegar tras las vacaciones escolares de Semana Santa, en abril.