Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigadores del CIBERER utilizan la tecnología de edición genética CRISPR-Cas9 en diversos proyectos sobre enfermedad

Investigadores del CIBERER utilizan la tecnología de edición genética CRISPR-Cas9 en diversos proyectos sobre enfermedades raras, según han explicado en la IX Reunión Anual del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades (CIBERER), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, que ha acogido la presentación de diversos proyectos que utilizan estas tecnología.
El doctor Lluís Montoliu ha explicado un proyecto colaborativo de 7 grupos de investigación del CIBERER que utiliza las herramientas CRISPR-Cas9 para generar modelos celulares y animales de 12 enfermedades raras neurosensoriales que producen alteraciones en la visión o la audición. El objetivo es comprender los mecanismos moleculares de estas enfermedades y poder así comenzar a trabajar en el desarrollo de terapias.
"La edición genómica con las herramientas CRISPR-Cas9 ha impactado de forma extraordinaria en la investigación en enfermedades raras. La versatilidad, facilidad y rapidez con la que es posible ahora desarrollar nuevos modelos celulares y animales, más específicos de las enfermedades raras investigadas, y más ajustados a las alteraciones genéticas observadas en la población humana, deberá permitir avanzar de forma muy significativa en nuestro conocimiento de dichas patologías", explica el doctor Montoliu, investigador del CIBERER en el Centro Nacional de Biotecnología-CSIC.
Grupos han explicado su uso en la investigación de otras enfermedades raras como por ejemplo el análisis funcional de las variantes genéticas en la anemia de Fanconi, la identificación del papel de dos genes en la retinitis pigmentosa, el restablecimiento del defecto genético en la aciduria glutárica mediante la inserción dirigida de un gen responsable de esta enfermedad y la generación de células mutantes que puedan ayudar a comprender el síndrome de Ellis-van Creveld y una variante suya, la disostosis acrofacial de Weyer.
En esta reunión, se presentará también otro proyecto colaborativo del CIBERER en el que participan 8 grupos de investigación para desarrollar una plataforma de diagnóstico por secuenciación genética de nueva generación. "Queremos desarrollar un sistema piloto que permita la introducción de la genómica en la practica clínica con el diagnóstico de patologías raras mediante secuenciación de nueva generación de forma estandarizada y rentable", explica el doctor Joaquín Dopazo, investigador del Centro de Investigación Príncipe Felipe y del CIBERER que coordina este proyecto.
En este encuentro, que acaba este martes, se presentarán otros proyectos colaborativos de diversos grupos de investigación del CIBERER, como por ejemplo el de utilización de la secuenciación masiva para la investigación de miopatías congénitas y síndromes miasténicos congénitos, o el de la búsqueda de tratamientos para enfermedades mitocondriales.