Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan a los padres del niño que cayó al foso tras la petición de miles de personas

La muerte de Harambe, el gorila del zoo de Cincinati, está generando un gran revuelo en Estados Unidos y ya se ha iniciado una campaña en internet que trata de hacer justicia con la vida del animal después de ser disparado por coger a un niño que había caído al foso donde estaban todos los gorilas.

Todo ocurrió cuando un niño de cuatro años cayó al foso de los gorilas y el animal intuitivamente cogió al joven y lo arrastró con la intención de protegerle. Ante el enorme escándalo de los turistas presentes, la directiva del zoo decidió abatir al gorila para salvar la vida del pequeño. Un disparo que está generando mucha polémica, sobre todo en las redes, dónde se ha realizado una petición bajo el lema 'Justice for Harambe' dirigida al director del zoo. La gran masa popular se ha volcado con esta historia, sobre todo al ver en vídeo que el gorila en ningún momento tenía intención de hacer daño al chico, y ya tiene algo más de 80.000 firmas.
Los firmantes de la petición piden que "los padres sean responsabilizados de la falta de supervisión que condujeron a la muerte del animal". Al mismo tiempo, la petición insiste en que es necesario "estudiar el entorno familiar del niño para protegerlo de futuros incidentes de negligencia por parte de sus padres". Sin duda, un enorme revuelo el que se ha realizado tras la muerte de Harembe, un gorila de llanura que ahora mismo se encuentra en peligro de extinción.
INVESTIGACIÓN A LOS PADRES
Ante el elevado número de firmas en la petición realizada en internet, la policía está decidiendo si acusar a los padres del niño y han iniciado una investigación para llegar al final del conflicto. La masa social acusa a los progenitores "no estar atentos de su hijo" después de que el niño cayera en un foso que tenía varios metros de altura. 
Además, según cuentan en Mirror, algunos testigos vieron cómo el niño quería entrar dentro e intentaba constantemente romper las barreras. Una petición que ha conseguido que, por lo menos, "el Departamento de Policía de Cincinati investigue la responsabilidad de los padres". Numerosas quejas debido a las negligencias ocurridas que han provocado que todavía se siga investigando el caso del gorila.