Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jack Tweed: "Sé que las semanas después de la boda serán duras"

"Sé que será duro las siguientes semanas y sé que estaré luchando para que no se me salten las lágrimas mientras ella avanza por el pasillo". Con estas palabras, Jack Tweed, el prometido de Jade Goody, la ex concursante del Gran Hermano británico enferma de un cáncer terminal, espera el momento de su boda este domingo. El modelo a tiempo parcial y cantante ha contado que propuso matrimonio a Jade ocho días después de que los doctores le dijeran que eran incapaces de parar la extensión del cáncer.
"Quiero a Jade más que nada y esto es lo que los dos queremos. Va a ser el mejor día de mi vida". Así vive Jack Tweed los momentos previos a su esperada boda, según cuenta el periódico The Sun.
La pareja contraerá matrimonio este domingo en una ceremonia en una lujosa casa rural, Down Hall, en Essex, con 150 invitados."No puedo esperar para casarnos. Va a ser muy emocionante", ha señalado el novio.
Jade Goody, estrella mediática a la que los médicos han diagnosticado escasas semanas de vida, contraerá matrimonio con un vestido de seda color crema de 3.500 libras, adaptado para incluir un goteo de morfina. Según The Sun, su cama de hospital ha sido trasladada a Down Hall por si necesita tratamiento de urgencia.
Un amigo de la familia ha apuntado que "Jade está tan débil que es posible que no aguante toda la ceremonia". "Se ha traído la cama por si necesita descansar o por si hay una emergencia. Se puede mover muy rápido y pueden conectarse todas las vías. Es una precaución, pero necesaria".
Jade, madre de dos niños, Bobby, de cinco años, y Freddie, de cuatro, ha recibido una gran cantidad de flores, incluido un ramo al parecer procedente de Robbie Williams. La revista 'OK' ha pagado a la pareja 750.000 libras por la exclusiva de la boda.

A todos los hombres invitados se les ha pedido que vistan de azul y el banquete comenzará con pato y champagne rosa. Habrá tres platos, con un plato principal de ternera acompañada de merengue de avellana. Jade ha optado por pequeños pasteles rosas en lugar de un tradicional pastel de boda. Se dice que Down Hall ha hecho un descuento especial en el precio de la boda a la novia.
El novio celebró una pequeña despedida de soltero con diez amigos en la casa de su madre ya que se encuentra en libertad condicional por pegar a un adolescente con un palo de golf. El ministro de Justicia, Jack Straw, le ha dado un permiso especial para que pueda pasar la noche de bodas con su mujer, ya que las condiciones de su libertad imponen que permanezca en casa de su madre desde las siete de la tarde. Sin embargo, podrá pasar el día de su boda y la noche, hasta el día siguiente a las tres de la tarde, con su esposa.