Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jade Goody deja el hospital

Jade Goody, la ex concursante británica de "Gran Hermano" enferma de un cáncer terminal que está vendiendo a la prensa sus últimas semanas de vida, abandonó hoy el hospital Royal Marsden de Londres, donde ha estado ingresada.
Goody, de 27 años, estaba "desesperada" por volver a su casa en Upshire, en el condado de Essex (este de Inglaterra), y fue introducida en una ambulancia para cumplir su deseo, informó su representante, Max Clifford.
La "gran hermana", a quien le diagnosticaron la enfermedad el pasado verano, dejó el centro médico en compañía de su esposo, Jack Tweed, y bajo la supervisión de una enfermera.
La estrella de la telerrealidad británica "quiere pasar tanto tiempo como pueda" con su marido y sus dos hijos, Bobby, de 5 años, y Freddie, de 4, explicó Clifford.
Con la venta de su agonía a varios medios, la ex concursante de "Gran Hermano" pretende recaudar dinero para sus dos hijos, que saben que su madre están enferma pero ignoran que va a morir.
El pasado mes, Jade Goody vio cumplido el último gran sueño de su vida al contraer matrimonio con Jack Tweed, un joven de 21 años y ahora en libertad vigilada por agresión a un adolescente.
La novia vendió la exclusiva de su boda por algo más de 1,1 millones de euros a la revista "Ok!" y la emisora de televisión "Living TV".