Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jade Goody: "Estaré muerta en un mes"

"¡Cállate! Estaré muerta en un mes". El enfado de la ex estrella de Gran Hermano y enferma de cáncer terminal, Jade Goody, con su vecino fue monumental. Y acabó en un estremecedor llanto.
Según explica The Sun, era la primera vez que Goody salía de su casa tras su boda el pasado domingo. La acompañaban su ya marido, Jack Tweed, y dos amigos. Al dirigirse hacia su coche para acudir al hospital, su vecino se dirigió a ella para protestar por el uso de una verja que comparten. El vecino, molesto por tener que cerrarla cada vez que alguien sale de la casa de Jade, se encaró con la pareja.
Según un testigo, "parecía que Jade tenía muchos dolores mientras se dirigía lentamente a su coche. Entonces este hombre le dijo algo y ella se volvió loca y empezó a gritarle".
Después Jack le ayudó a subirse al coche mientras él también le gritaba al vecino. Ya en el asiento Jade lloró desconsoladamente.
Sólo le quedan semanas
Las palabras de Jade no son fruto del enfado. Son una dolorosa verdad. El portavoz de Jade, Max Clifford, ha explicado que "está en un estado muy frágil. Pasó una noche terrible el jueves y tuvo que ser llevada al hospital St Clare en Harlow para que le dieran medicación contra el dolor".
Desde la boda , el médico de Jade y su equipo han intentado paliarle los dolores y mantenerlos bajo control. La ex concursante pasará dos días en el hospital en tratamiento intensivo.
Otra de las razones que se han arajado para su traslado al hospital es evitar a sus hijos, Bobby, de cinco años, y Freddie, de cuatro, el trauma de verla morir.
Según un amigo, "Freedie y Bobby lo han pasado muy mal viendo a Jade deteriorarse. Ella está preocupada por el efecto psicológico que podría tener sobre ellos".
Momento de la pelea con el vecino. Foto: The Sun
"No puede soportar que los niños la vean muriéndose en la casa familiar. Por eso pasará el fin de semana en el hospital", ha añadido el amigo.
Max Clifford ha indicado que no saben cuánto tiempo vivirá. "Sabe que serán sólo semanas. Nadie puede decir cuánto exactamente. Está siendo muy valiente".