Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jade Goody pierde la batalla final contra el cáncer

Jade Goody en el momento en el que abandonó el hospital. Foto: The Suntelecinco.es
Jade Goody, la ex concursante del Gran Hermano británico enferma de cáncer que se hizo famosa por sus apariciones en la televisión del Reino Unido donde contaba los detalles de su vida, ha fallecido de cáncer cervical, según ha confirmado su agente. Acaba su larga batalla de siete meses contra la enfermedad.
La joven de 27 años, madre de dos hijos, recién casada con su novio, Jack Tweed, en una ceremonia televisada hace un mes, ha fallecido en su casa de Essex, al sureste de Inglaterra mientras dormía. Su marido y su madre Jackiey Budden se encontraban a su lado en el momento de morir.
Sus últimos días los ha pasado en casa, después de pedir a sus médicos que la dejaran abandonar el hospital para estar con su familia. Jade Goody se ha ido deteriorando rápidamente tras conocer que padecía cáncer y, en las últimas semanas, ha padecido fuertes dolores mientras llevaba a cabo sus últimos deseos: casarse y bautizarse junto a sus hijos.
Goody, famosa por participar en la edición británica de Gran Hermano, pasó de ser considerada una ignorante y vulgar concursante a la favorita del público inglés cuando decidió, valientemente, vender sus últimos días para dejar todo el dinero que pudiera a sus dos hijos, Bobby, de cinco años, y Freddie, de cuatro, y asegurar así su futuro.