Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jade Goody quiere una fiesta de despedida

Jade Goody quiere una última gran fiesta de despedida. Foto: The Suntelecinco.es
La ex concursante del Gran Hermano británico enferma de un cáncer terminal, muy conciente del momento que está atravesando, se está despidiendo de los suyos de forma organizada y meticulosa. Jade Goody, desde la cama, es la que organiza su propio funeral y exprime todo su tiempo con sus hijos y su marido viendo cómo los pequeños hacen los deberes o disfrutando de la puesta de sol con ellos. Ahora, señala The Sun, aunque muy débil y cansada, ha pedido una fiesta de despedida.
Para Jade cualquier momento es especial. Por eso, pese a pasar la mayor parte del día en la cama adormecida a causa de la medicación y no tener apetito, la británica bebe a diario litros de cola para sentirse más despierta. Su última idea, la de despedirse con una fiesta, es toda una sorpresa. Según publica The Sun, el pasado lunes decía "quiero que venga todo el mundo listo para que celebremos una gran última fiesta". Sus deseos, en los que el único requisito es presentarse a la celebración con una sonrisa en el rostro, serán órdenes esta noche.
 "No estoy asustada por morir. Creo en el cielo", declaraba Jade a la revista OK!. Su espíritu asombra a los médicos y enfermeras que son testigos de sus últimos días de vida. Ella simplemente está convencida de que, después de muerta, podrá cuidar a sus hijos. IM