Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

James alega no escuchar las sirenas ni mirar al retrovisor durante la persecución

James asegura que no escuchó ni las sirenas ni las advertencias de la policía por llevar la música demasiado alta. Además, reconoce que tampoco vio a los agentes al no mirar por el retrovisor a lo largo de los 6 kilómetros que duró la persecución. El colombiano fue visto por las autoridades en un Audi R8 a 200 kilómetros por hora zigzagueando por la M-40 y le persiguieron sin que se detuviese hasta llegar a las instalaciones de entrenamiento de Valdebebas, donde los agentes lograron hablar con él para informarle de que será denunciado por exceso de velocidad, conducción temeraria y desobediencia a la autoridad. Con ello, el madridista se enfrentará a una multa económica y a la retirada del carnet entre seis meses y un año, así como la pérdida de seis puntos.