Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesse James recupera la custodia de su hija y el amor de Sandra Bullock

Sandra Bullock podría darle otra oportunidad a Jesse James. Foto: Gtres/Archivotelecinco.es
Después de estar en el ojo del huracán por sus escándalos sexuales y sus infidelidades a Sandra Bullock, las aguas vuelven a su cauce para Jesse James, recuperando a su hija y ¿a Bullock?
Tras los intentos de su ex mujer, Janine Lindemulder por quedarse con la hija que tienen en común y alejarla de Jesse, el juez ha decidido que la pequeña de seis años debe estar con su padre. Janine, actriz porno, adicta a las drogas y ex presidiaria, alegaba que la niña podría llegar a querer más a Sandra Bullock, con la que pasaba mucho tiempo, que a ella.
Jesse no sólo ha conseguido la custodia de su hija Sunny sino que además se le permite mudarse con ella a Texas, cerca de donde vive Bullock. A su favor ha jugado el hecho de que también tenga la custodia de sus hijos Chandler y Jesse de 15 y 12 años.
Con la justicia de su lado, ya sólo le faltaba recuperar el amor de Sandra Bullock para que todo volviese a la normalidad, después de que se hicieran públicos sus escarceos con la ‘stripper’ Michelle McGee.
Como si una serie de deseos le hubiesen sido concedidos, James parece que podría tener una nueva oportunidad con la oscarizada actriz. Coincidiendo con la decisión del juez, una persona cercana a Bullock declaraba para ‘Life and Style Magazine’ que el corazón de ésta “vuelve a estar abierto”.
“Jesse y Sandra están hablando con la excusa de lo que ocurre con la niña (Sunny)”, añade. Sin embargo asegura que “Sandra nunca superará la manera en la que Jesse la maltrató’, aunque quizás la actriz haya tenido en cuenta los esfuerzos de su ex cuando ingresó en una clínica de rehabiltación para curar su adicción al sexo.
Poco después de la ruptura entre Bullock y James, la actriz daba a conocer a su hijo adoptivo, el pequeño Louis Bardo, de 7 meses. A pesar de que entonces no estaban juntos, la pareja realizó todos los trámites de adopción durante su matrimonio y la llegada de Bardo a casa se produjo cuando todavía estaban juntos.