Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La amante de Jesse James pide perdón a Sandra Bullock

Sandra Bullock atraviesa dificultades en su matrimonio desde poco antes de recibir el Óscar. Foto: EFEtelecinco.es
Hace unas semanas que se airearon losescarceos sexuales del marido de Sandra Bullock con una tatuadísima 'stripper', de nombre Michelle McGee. Ahora esta chica ha querido pedir perdón público por todo el daño que ha causado a su 'affaire' a la recientemente oscarizada Sandra Bullock.
Poco después de que Sandra Bullock recibiera el Oscar por su papel en The Blind Side, su vida familiar empezaba a hacer aguas. La causante no fue otra que Michelle McGee, una chica que afirma haber mantenido una relación con Jesse James, marido de Bullock, durante casi un año.
Ahora, unas semanas después de hacer pública su 'affair', Michelle McGee ha creído conveniente pedir disculpas públicamente por haber destrozado el matrimonio de Sandra Bullock y Jesse James. Ha sido en una entrevista en exclusiva al programa de televisión australiano Today Tonight, al que ha concedido una entrevista en exclusiva.
"Sandra, siento muchísimo todo este bochorno" comenzaba McGee en la entrevista. "Siento muchísimo que todo esto se haya hecho público. Te pido perdón por todo".
"Me siento fatal por Sandra. Quiero pedirle perdón de todo corazón", continuaba McGee en sus declaraciones.
La supuesta amante de Jesse James explica con pelos y señales cómo se conocieron y mantiene, en todo momento, que el principal culpable de toda su historia es el marido de la actriz.
"Me siento como si me hubiera engañada de la misma forma que engañó a Sandra", explica Michelle. "Siento que me mintió igual que hizo con ella. Si Jesse hubiese sido claro en un principio, ahora no estaríamos en esta situación".
Mientras Michelle acepta su parte de culpa en la relación con James y pide perdón públicamente, Sandra ha preferido desconectar de todo el barullo que se ha montado alrededor de su matrimonio.
La actriz ha abandonado el hogar conyugal para trasladarse junto a los tres hijos de Jesse - Chandler, 15; Jesse Jr., 12 y Sunny, 6 - a un exclusivo apartamento en Los Angeles.
"Ella está muy feliz ahora", explica una fuente cercana a Sandra. "La compañía de los niños le está sentando muy bien. Le hace muchísima ilusión haber impresionado tanto a los hijos. Está mucho mejor que hace unas semanas. Cuando todo esto se calme, Sandra será más fuerte que nunca".
Jesse, por su parte, se encuentra ingresado por voluntad propia en una clínica para tratar su adicción al sexo. Cuando termine el tratamiento "los trámites para el divorcio se acelerarán", añade esta fuente.