Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jornada tranquila para la selección antes del encuentro ante Sudáfrica

Juan Manuel Mata, David Villa, Xabi Alonso y Fernando Torres, durante uno de los entrenamientos de España en Sudáfrica. Foto: EFE.telecinco.es
El partido ante Sudáfrica será el sábado a las 20:30 en el Free State Stadium de Bloemfontein que, según la FIFA, ya tiene el césped en perfecto estado. Tras el partido ante Irak, muchos internacionales españoles se quejaron del mal estado del terreno de juego, alegando que impedía la rápida circulación de la pelota.
El gol de Villa dio la victoria a la selección española frente a Irak y ahora acapara todos los elogios. El nuevo 7 de España acorta con sus 30 goles en 46 partidos distancias con Raúl González, que cerró su aportación con 44 tantos en 102 partidos. Villa es el protagonista. El centro de las miradas en plenas negociaciones Real Madrid-Valencia, que le dejan en el centro de la polémica, aislándose de los medios de comunicación siempre con música y su mp4 encendido, deseando que llegue el siguiente encuentro de la Confederaciones para liberar tensiones.
Los internacionales españoles mezclan la alegría de alcanzar semifinales con la autocrítica de no mostrar la mejor de sus caras ante Irak. El triunfo corto, pero merecido, provocó reflexiones en todos los jugadores. Descontentos de la imagen ofrecida. Es un síntoma de equipo ganador.
Villa, el centro de las miradas
"La selección es demasiado importante como para que Villa piense en otras cosas", asegura Juan Mata. "Está tranquilo. Disfrutando de la competición y contento por los goles que está haciendo".
Autocrítica tras el partido ante Irak
"Nos quedó sensación de incomodidad por no haber podido hacer nuestro juego", dice Mata. "No estuvimos al nivel que solemos estar por culpa del terreno de juego y de un rival que sólo salió a defender. Nos habría gustado jugar mejor fútbol y marcar más goles", añade Busquets.