Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jose Miguel, al borde de la ruina

La crisis es una moneda con dos caras, la de la lucha y resignación de obreros y empresarios ante la dificil situación económica en la que se ven sumergidos.
José Miguel, dueño de un pequeño proyecto en el que a parte de trabajadores tiene amigos, ha tenido que despedir a 19 de sus empleados en muy poco tiempo. No hay otra alternativa."El sector de la construcción en España no está moribundo, está muerto", asegura con decepción.
Hoy despide a Fernando . Se ve obligado a ello y lo asume con resignación. "Yo tenía un acuerdo con José Miguel. Mientras hubiese trabajo iba a estar trabajando con él. Ahora me quedo parado", declara Fernando.
A José Miguel le deben 90.000 euros varias constructoras que se han declarado en suspensión de pagos. Ha tenido que negociar aplazamientos con la seguridad social y hacienda porque no puede pagarles.
"Hoy día los bancos nos tienen las puertas cerradas y no hay forma de salir adelante", afirma. Mientras tanto, todas las mañanas llama a las empresas que le deben dinero, pero no consigue nada. IM