Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juego de tronos: George R.R. Martin reconoce que sus dragones no podrían con Smaug

Ni siquiera Drogón, el más fiero de los tres dragones de Daenerys Targaryen, sería capaz de plantar batalla ante Smaug, el dragón de El Hobbit. Así lo reconoce el propio autor de Juego de tronos, George R.R. Martin.
Fue en una entrevista concedida a 92nd Street Y con motivo del lanzamiento de 'The World of Ice & Fire: The Untold History of Westeros and the Game of Thrones (El Mundo de Hielo y Fuego: La Historia No Contada de Poniente y Juego de Tronos), una obra para conocer y entender toda la historia de Poniente.
Durante la charla, Martín recordó un reciente correo electrónico que recibió sobre una curiosa discusión que mantenían los fans en Internet. La cuestón era si Drogon, el dragón negro y más fiero de los tres que posee Daenerys Targaryen, podría vencer a Smaug, el enorme Dragón de J.R.R. Tolkien del El Hobbit.
Sin enrocarse en defensa de su criatura, Martin ofreció una respuesta muy racional: "Básicamente... no. Drogon es un dragón muy joven todavía, apenas lo suficientemente grande como para llevar montada a Dany por los cielos. Y Smaug es gigantesco, por no hablar de que las conversaciones que es capaz de mantener... lo que haría que probablemente tuviera también una ventaja intelectual".
En toco caso, Martin sí tiene pensado que dragón del universo de Juego de tronos sería el rival ideal para el del Hobbit. "Balerion podría dar Smaug algunos problemas. Son algo más parecidos en cuanto a tamaño y ferocidad", señaló. Balerion, apodado el Terror Negro, fue uno de los grandes dragones que Aegon el Conquistador. Una colosal criatura que escupía fuego negro como sus escamas y que fue clave en La Guerra de la Conquista con la que los Targaryen se hicieron con Poniente.
Luchas de dragones al margen, Martin habló también de su nueva obra con la que pretende sentar las bases del universo de su saga literaria al igual que hizo Tolkien con el Silmarillion, que se publicó una vez que el autor murió. En este sentido, Martin alaba la meticulosidad con la que Tolkien detalló todo su épico mundo de fantasía, un universo que partió de las lenguas que inventó.
"Eso es lo que me propuse hacer con Poniente", dice el escritor que firma el libro junto a Elio García y Linda Antonsson, dos de los fans entregados al universo de Juego de tronos que incluso alertaron a Martin de algunos errores de continuidad en los que incurría Canción de hielo y fuego al referirse a hechos históricos de poniente.
"Les llamé enseguida para que hicieran todo el trabajo duro, y porque son capaces de llevar un registro de las cosas mejor que yo", reconoce el autor que comenzó con este proyecto en 2008.
Mientras escudriñan los orígenes y la historia de Poniente en esta nueva obra, los fans todavía tendrán que esperar bastante para que vea la luz Vientos de Invierno, la sexta novela de la saga.
Más pronto, la próxima primavera, verá luz en HBO la quinta temporada de Juego de tronos, cuyo rodaje está ya finalizando y que ha tenido en España uno de sus muchos escenarios.