Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El éxito de Justin Bieber endurece la batalla legal por su custodia

Justin Bieber se ha convertido en todo un ídolo de adolescentes a nivel mundial con apenas 16 años. Pero a pesar del éxito en su vida profesional, llenando estadios o liderando listas de ventas, su vida personal parece que no ha sido un camino de rosas. 'Star Magazine' habla acerca de la infancia de Justin Bieber, hijo de una madre adolescente y un padre agresivo y con problemas las drogas que llevan años enfrentados por la custodia del joven artista.
Hace unas semanas, Bieber hablaba durante una entrevista en el programa de Oprah Winfrey de la relación que mantiene con su madre y de lo disciplinada que ésta. Quizás esta educación tan estricta se deba a que Pattie Mallette, madre de Bieber, ha criado a su hijo sola, después de lograr la custodia tras una dura batalla legal que aún continúa.
Según asegura 'Star Magazine', Bieber sufrió la separación de sus padres mucho antes de ser famoso. Pattie se quedó embarazada con apenas 17 años, mientras que Jeremy Bieber, el padre, tenía 19.
Por el bien del niño, trataron de convivir juntos durante un tiempo pero finalmente "estos esfuerzos fallaron". A raíz de ese momento Pattie y Jeremy iniciaron una fuerte batalla legal por la custodia de su hijo.
Bieber siempre ha sido criado por su madre, quien en mayo de 1995 y cuando el artista tenía ya un año, logró finalmente hacerse con su custodia, tras alegar que su ex pareja había ingresado en prisión en varias ocasiones por "agresión y lesiones corporales", así como por "infringir la libertad condicional".
A pesar de que Pattie permitió a Jeremy pasar tiempo con su hijo, 'Star Magazine' asegura que el padre acudió al juzgado en 1996 solicitando una ampliación del régimen de visitas y que Justin pudiera pasar la noche en su casa.
Ante esta situación, Pattie aseguró que Jeremy tenía "un comportamiento violento inapropiado" y tenía serios problemas con el "alcohol y las drogas".
'Showbiz Spy', por su parte, asegura que Justin ha confirmado que esta lucha por su custodia continúa.