Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kaká vuelve a los entrenamientos con la selección brasileña

La presencia de los dos astros por primera vez en los entrenamientos colectivos ha marcado el último ensayo del equipo dirigido por Dunga en la ciudad de Curitiba, en el sur del país.
Kaká, jugador del Real Madrid, y Luis Fabiano, artillero del Sevilla, llegaron con molestias físicas de España y su participación en los entrenamientos era esperada con expectativa por la afición y los medios brasileños.
Acondicionamiento físico
Después de pasar por exámenes físicos, ambos han sido autorizados por el cuerpo médico de la selección para unirse a los trabajos normales del grupo.
Luis Fabiano ha entrenado sin problemas y ya se ha movido con confianza durante el primer y único entrenamiento con balón, mientras que Kaká sólo ha hecho trabajo de acondicionamiento físico separado del resto de la plantilla.
Unas 2.500 personas se han congragado en las afueras del Centro de Entrenamiento Cajú con la esperanza de que Dunga volviera autorizar la entrada del público, como ocurrió el lunes, pero no tuvieron la misma suerte.
Los aficionados, decepcionados porque no se les ha permitido el acceso al complejo deportivo del club Atlético Paranaense, gritaron consignas contra Dunga y algunos, los más irritados, lanzaron vivas a Argentina, el tradicional rival de Brasil. Algunos jugadores, custodiados de cerca por agentes de la policía, han saludado a los aficionados que estaban en la primera línea de las barreras de seguridad.
Robinho y Kaká, los principales ídolos de la selección, encabezaron el grupo y fueron los más aclamados por los aficionados, que no pararon de gritar los cánticos tradicionales de animación del fútbol brasileño.
Viaje a Johannesburgo
Otra novedad en la selección ha sido la llegada del portero Julio César, del Inter de Milán, quien de inmediato ha sido sometido a los exámenes médicos.
La selección brasileña acudirá este miércoles a Brasilia, don recibirán la bandera nacional de manos del presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Después, partirán a Johannesburgo, donde se unirán Lucio y Maicon, jugadores campeones de Europa con el Inter de Milán y que, al igual que Julio César, habían sido autorizados para trasladarse directamente hasta Sudáfrica.
La CBF ha confirmado un primer partido amistoso en territorio africano, que será el 7 de junio en Dar es Salaam (Tanzania), con la selección de ese país. BQM