Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Konrad Plautz, primer juez de España

El árbitro tirolés Konrad Plautz.telecinco.es
El árbitro tirolés Konrad Plautz está rebosante de alegría por haberle tocado dirigir el encuentro España-Rusia de la Eurocopa el 10 de junio en Innsbruck, capital de su patria chica.
Plautz, de 43 años, que vive en la pequeña población de Navis, a 27 kilómetros de Innsbruck, comentó: "pitar en mi patria es magnífico", en alusión al partido entre el combinado español y ruso, el 10 de junio, en el estadio Tivoli Neu.
No es casualidad que al árbitro tirolés le haya tocado actuar cerca de su hogar, porque según dijo: "el Comité de Arbitros desea que hagamos un buen trabajo y jugando en casa es cuando se presta los mejores servicios, al estar motivados por un entorno conocido".
Sin embargo, Plautz, con una ambición mal disimulada, admite que "la final de Viena (el 29 de junio) es aquí el sueño de todo árbitro. He demostrado en los últimos años que estoy entre los mejores de Europa".
El árbitro, que en la vida civil es gerente de una empresa de maquinaria, también tiene afición por la política y se presenta a las elecciones regionales tirolesas el próximo domingo en la lista del Partido Popular Austríaco (ÍVP, conservador).