Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kristen Stewart: "A veces tengo que contener el llanto en la alfombra roja"

La actriz de Crepúsculo se ha sincerado por primera vez acerca de lo que supone para ella la fama y el acoso de la prensa. Kristen Stewart ha desmentido sentirse "miserable" aunque sí ha reconocido que la atención de la gente le hace sentirse muy mal, tanto que en las alfombras rojas a veces tiene que "contener el llanto".
Los fans, la fama, la falta de privacidad..., la actitud de Kristen Stewart ante el nuevo cariz que ha tomado su vida no ha sido nunca de entusiasmo y, en este caso, las apariencias no engañan. La actriz ha concedido una entrevista a Elle donde ha explicado cómo se siente ante el alud de atención que recibe y la importancia que concede a su privacidad.
"La gente dice que me siento miserable todo el tiempo, pero no es eso". Las caras que luce Kristen en las alfombras rojas rara vez denotan alegría o entusiasmo, lo que hace pensar en que la actriz permanece siempre en un estado triste o abatido; algo que ella finalmente ha accedido a explicar.
"Es simplemente que la gente me está gritando. A veces, literalmente, tengo que contener el llanto. Es una reacción física ante la energía que te está llegando", ha declarado la actriz que interpreta a Bella Swan.
Y es que, aunque reconoce que cuando recoge un premio se siente "nerviosa e incómoda", no le gusta que usen esas palabras en sentido peyorativo contra ella: "Los fotógrafos son despiadados, crueles, como matones".
En cuanto a su actitud -con la que parece mostrar que está de vuelta de todo- Kristen ha negado que todo le dé igual, pues asegura que es al contrario: "Odio que digan que me importa una mierda, porque no conozco a nadie que haga esto que le importe tanto como a mí".
La actriz sabe que, con su estatus de estrella, a partir de ahora le va a ser muy difícil llevar una vida normal -"me gusta estar sola, pero no puedo"- y mucho menos mantener una relación sin que los demás se inmiscuyan.
"Nunca voy a degradar mis relaciones hablando sobre ellas", ha admitido Kristen. "La gente me dice: 'Simplemente di con quién estás saliendo, así dejarán de ser tan insistentes'. Pero es como: 'No, no lo harán. Entonces preguntarán por los detalles'".