Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ladrones de aeropuerto

No se quede dormido en el aeropuerto si no quiere que le roben el equipaje. Aunque los ladrones también se atreven con pasajeros despiertos pero despistados. Mientras una familia organiza sus maletas, las cámaras de seguridad graban como un descuidero les da el cambiazo. Deja su maletín vacío en el carro y se lleva el ordenador portátil.
Estos delincuentes son la élite de los descuideros. Le gustan las maletas de marca y losa portátiles. El Inspector Jefe de la Policía Judicial del Barajas nos cuenta que recorren los aeropuertos de todo el mundo para no ser fichados.
Pasan temporadas en el de Orly en París, el JFK de Nueva York o Ezeiza en Buenos Aires. Viven en hoteles y cambian con frecuencia para no ser fichados.
"También frecuentan Barajas aunque cada vez menos, porque con el sistema de grabación de imágenes del que disponemos, más tarde o más temprano los detenemos siempre".
El aeropuerto de Barajas está vigilado por unas 5.000 cámaras situadas en las terminales, en los accesos y en las pistas.
En la sala de control de seguridad el agente del Cuerpo Nacional de Policía que maneja este complejo sistema de captación de imágenes nos comenta que tiene más de 400 cámaras visualizadas en su cabeza.
Lo más difícil, asegura, es seguir al ladrón cuando dobla una esquina o cuando cambia de pasillo. En ese momento tiene que saber cuál es la siguiente cámara que tiene que pinchar para no perderle de vista.
Todos los robos se graban, algunos se siguen en tiempo real. Hay ladrones que son habituales del aeropuerto, y la policía los conoce. Su actitud suele delatarles ya que no se comportan como los verdaderos viajeros.
Caminan sin rumbo aparente, no paran de dar vueltas y de mirar las maletas. Cuando son detectados por las cámaras se les realiza un seguimiento. En el mismo instante en el que cometen un robo, los agentes de paisano que patrullan la terminal los detienen antes de que salgan del aeropuerto.
Si en el archivo de imágenes de la policía aparecen cometiendo otros delitos, se les acumulan todas las denuncias que tengan abiertas.
Muchos trabajan en grupo, entran en la terminal por separado y fingen no conocerse. Normalmente uno distrae a los posibles testigos y otro aprovecha para robar. Por eso la Policía Nacional nos aconseja no perder nunca de vista nuestro equipaje.
Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.