Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lánguida reaparición de Jesulín de Ubrique

Manuel Díaz El Cordobés ha cortado una oreja en la tarde de la reaparición de Jesulín de Ubrique en Castellón, una efeméride que no ha tenido el brillo esperado en el arranque de la Feria de la Magdalena. El torero gaditano reaparició con poco brillo en una tarde gris marcada por el frío reinante y la lluvia, que hizo su aparición en el sexto, un ambiente poco propicio que terminó contagiando el espectáculo. Por su parte, Matías Tejela pechó con un lote dispar, mejor toro del festejo incluido, del que hubiera podido cortar una oreja de no ser por su fallo a espadas.
Jesulín de Ubrique se mostró técnico y pulcro en el toro de su reaparición, el primero de la tarde, un toro con poca raza y sosito en una labor que no logró trascender y que el gaditano remató de una estocada trasera. Hubiera cortado una oreja del mansurrón cuarto de no ser por su fallo a espadas. Jesulín se topó con un toro de poco celo con el que quiso calentar el gélido ambiente sentándose en el estribo al comienzo del trasteo. El gaditano instrumentó una faena técnica basada en la mano derecha dándole mucho tiempo al animal, aunque al final el posible premio se diluyó por su fallo a espadas.
Manuel Díaz El Cordobés paseó una oreja del quinto, un toro rajadito al que trató de buscarle las vueltas el torero para terminar tirando de su clásico repertorio del salto de la rana para conseguir llegar al público, que premió su voluntad con un apéndice. Antes, también había puesto voluntad ante el flojo segundo, un toro de poca raza que se defendió y ante el que el diestro de Arganda del Rey intentó poner la chispa que le faltó al cuatreño.
A Matías Tejela le correspondió el mejor y el peor toro del festejo. Primero tuvo un animal exigente y manso que reponía por ambos pitones y con el que el madrileño no terminó de confiarse. El sexto, por contra fue el toro de más fondo del espectáculo. Tejela trató de tirar de un animal, que a pesar de tener fondo, le faltó clase. El torero madrileño estuvo digno y dispuesto en medio de la lluvia en una faena que terminó con unas ajustadas bernadinas pero un pinchazo le cerró la posibilidad de pasear una oreja.
Plaza de toros de Castellón. Primera de la Feria de la Magdalena. Con media plaza, se han lidiado toros de Manolo González y Sánchez-Dalp, correctos de presencia, mansos y bajos de raza. Jesulín de Ubrique, silencio tras leve petición y silencio; El Cordobés, palmas tras leve petición y oreja y Matías Tejela, silencio y aplausos.