Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leiber: "Es innegable la relación entre fascismo y autoridad paterna"

La escritora Svenja Leiber publica en España 'Los tres violines de Ruven Preuk' (Editorial Malpaso), una historia novelada con "similitudes" con la película 'La cinta blanca' de Michael Haneke y que muestra con dureza el crecimiento de un joven en la Alemania de primeros del siglo XX. "Para mí es innegable la relación entre fascismo y autoridad paterna", ha señalado la propia autora.
Leiber ha explicado en una entrevista con Europa Press que la "predisposición a la violencia" depende de la educación recibida en la infancia. Así, reparte igual importancia a la figura paterna como a la materna, puesto que entiende que "el papel de la madre, la persona que deja a sus hijos en manos del padre o del sistema, es igual de importante".
'Los tres violines de Ruven Preuk' recorre la Alemania de principios de siglo de la mano de su protagonista, un joven que cuenta con un talento innato para el violín. No obstante, a lo largo de su vida deberá afrontar diversos obstáculos que pondrán en un duda su genio interpretativo, empezando por sus padres.
Las diferencias de clase y el mundo rural cobran también relevancia a lo largo de las hojas de esta novela, que sirven como fresco de una Alemania que se vio en el centro de dos guerras mundiales y alternó distintos periodos de riqueza y penurias en el apartado económico.
El libro se divide por épocas y en la primera parte recoge la infancia de Ruven Preuk y su relación con una familia muy rigurosa respecto a su educación y que no apoya al joven genio en su aprendizaje con el violín. En ciertas ocasiones, estas páginas recuerdan a 'La cinta blanca', considerada una muestra del inicio del germen del nazismo en la dura educación alemana.
"Cuando salió la película de Haneke, que por cierto es espléndida, yo ya había escrito media novela. Afortunadamente, porque no se puede negar que hay notables similitudes tanto en el tiempo y el espacio como en el contenido de ambos relatos", ha apuntado.
Además, este libro se apunta a la casualidad de que el actor Burghart Klausner, que interpretaba al párroco en 'La cinta blanca', es la voz en el audiolibro de la novela. "No, no me he inspirado en la película: las dos obras hablan, simplemente, de circunstancias parecidas", ha señalado.
VIOLENCIA CON ANIMALES
En cualquier caso, la violencia física y psicológica continúa en las épocas siguientes, con especial relación de las personas y los animales en un mundo predominantemente rural. "Me parece positivo que esas escenas nos impacten cuando vivimos en un mundo donde a diario se mata, tortura y humilla a animales de forma masiva", ha señalado la autora.
A su entender, la cría de animales en granja en cualquier caso es menos violenta que algunos actos "de consumo" que están presentes en la sociedad de hoy en día. "Aunque puede parecer bárbara, en realidad es más humana y menos hipócrita que la relación hoy existente con los animales llamados 'de consumo', cuyo propio nombre delata el horror ahí escondido", ha indicado.
La obra también analiza la cercana línea del fracaso para algunos genios, que en ocasiones es muy delgada. "Quería escribir sobre el sufrimiento y las vicisitudes de un músico que nunca llegará a saborear el éxito ni será perdonado por las decisiones egoístas que toma para alcanzarlo. Hay muchas personas que viven la misma situación", ha aseverado.
PREMIOS EN ALEMANIA
A pesar de haber publicado novelas desde hace casi diez años y contar con una obra premiada en Alemania, ésta se trata de la primera novela de Leiber que llega a España. Su autora espera que 'Los tres violines de Ruven Preuk' cale en el público español, a pesar de ser una obra sumergida en la Historia de Alemania.
"Para mí los libros son ventanas: cuando leo a Faulkner o a T. C. Boyle veo un paisaje distinto del que se ve al leer a Tolstoi o a Murakami. Por otro lado, cuando me asomo a una novela de un escritor extranjero nunca espero leer sobre paisajes o personajes alemanes. De igual modo, espero que el lector español no busque en mi novela alusiones a su país", ha concluido.