Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncian el presunto mal diagnóstico de enterovirus de Leo

Leo tiene una parálisis que además de no permitirle ponerse en pie, también le obliga a alimentarse a través de unas sondas. Él caminaba perfectamente, pero todo comenzó a torcerse tras unas fiebres altas. Los padres del enfermo afirman que los médicos les dijeron al principio que simplemente su hijo tenía otitis. Sin embargo, después de cinco visitas, le hicieron una punción lumbar. Ahora estudian emprender acciones legales contra el centro médico por no hacer bien el primer diagnóstico. Los padres aseguran que nadie sabe qué ha provocado la parálisis a su hijo y tienen las sospecha de que haya sido causado por el enterovirus. Ahora sólo les queda encontrar un tratamiento para que recupere la movilidad.