Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Messi se sentará en el banquillo de los acusados el próximo jueves

Leo Messi y su padre se enfrentan a 22 meses de cárcel por evadir 4,1 millones de euros a Hacienda entre 2007 y 2009 en sus contratos de derechos de imagen. Es la petición de la abogada del Estado, la que representa a Hacienda. Entiende que Messi, además de jugar al fútbol, es responsable de sus cuentas. Sin embargo, la Fiscalía sólo pide cárcel para el padre, Jorge Horacio Messi, ya que considera que montó una estructura societaria con el fin de evadir impuestos a espaldas de su hijo. En su primera declaración ante el juez, Messi dijo que él no sabía nada de contratos y que firmaba todo lo que le decía su padre. Su defensa recuerda que Messi ya reconoció en su día el fraude y que pagó 15 millones de euros para regularizar su situación. En tan solo un año llegó a desembolsar 53 millones de euros para cumplir con Hacienda.