Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lewis Hamilton contra Alonso: "Es un envidioso"

La hostilidad que existen entre Lewis Hamilton y Fernando Alonso no es un secreto para nadie. El piloto británico lo ha demostrado al hablar de su ex compañero de escudería al que calificó de "envidioso". El actual líder del Mundial de Formula 1 además ironizó sobre lo "duro" que debió ser para él (Alonso) "verse adelantado por un Sauber" en alusión a lo ocurrido en el GP de Europa, en el que el asturiano quedó en la novena posición.
"Todo el mundo tiene derecho a opinar, y él debe estar decepcionado por su resultado, pero yo no le hice nada", afirmó Hamilton en unas declaraciones a la prensa británica.
A la pregunta de si cree que la reacción de Alonso está motivada por la envidia, Hamilton contestó con un rotundo "sí". "Incluso vi en la pantalla gigante cómo era adelantado por un Sauber (el del japonés Kamui Kobayashi). Debió ser duro para él verse superado por un Sauber, así que debe vivir en otro mundo. No sé en qué influí en su carrera", explicó.
El actual líder del Mundial, que reavivó la polémica vivida con Alonso cuando ambos convivieron en McLaren en 2007, defendió la actuación de los comisarios y de la FIA durante las carreras.
"La FIA está haciendo un trabajo increíble porque este año nos están permitiendo correr", manifestó. El origen de estas duras palabras de Hamilton están en el Gran Premio de Europa del pasado fin de semana, donde el británico adelantó al coche de seguridad, lo que le costó ser sancionado, 35 minutos después, con un 'drive-through' que no le impidió que acabara segundo.
Por contra, el asturiano, que marchaba detrás del británico tras la salida del 'safety car', respetó la norma y concluyó noveno.
Al término de la prueba, Alonso se mostró indignado y consideró que los espectadores fueron a Valencia a ver una carrera "manipulada" y "no del todo real".
Este lunes, el presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, se mostraba en la misma línea que Alonso, afirmando que lo sucedido en Valencia fue "gravísimo e inaceptable" y un hecho que "sienta peligrosos precedentes, arrojando sombras sobre la credibilidad de la Fórmula 1".
"El resultado de la carrera ha sido falseado. Ferrari, que se mostró competitiva en el Gran Premio de Europa, pagó con un precio demasiado alto el respeto a las reglas, mientras que los que no lo hicieron fueron penalizados por los comisarios de modo inferior al daño sufrido por quien las ha respetado", indicó Montezemolo.