Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lily Allen está cansada de ser Lily Allen

Lily Allen asegura ahora que ganar un Brit Award, los premios que concede la industria musical británica, no significó nada para ella.telecinco.es
Según informaciones de Showbizspy, la cantante británica, que saltó a la fama en 2006 con su álbum debut Alright, Still y que anunció que se retira del mundo de la música tras el éxito de su segundo disco, It's Not Me, It's You, reconoce que está cansada de si misma.
"He tenido suficiente de ser Lily Allen. Ahora quiero ser yo", señala la cantante, cuyo verdadero nombre es Lily Rose Beatrice Allen. La artista explica que lo peor de todo es toda esa gente que cree que la conoce porque ha escuchado sus canciones.
Sin embargo, la cantante señala que por muy autobiográficas que puedan parecer sus canciones, en realidad, ella no se parece a ese 'alter ego' que es Lily Allen. "Esté en la situación que esté, en el supermercado, en un pub o un club o en la parte de atrás de un taxi, la gente cree que me conoce".
"Y la realidad es que no me conocen. Lily Allen es un personaje que ya no controlo. No tengo nada que ver con ella excepto mi cara, que es lo único que la acompaña", afirma la cantante, que en la misma entrevista confirma su hartazgo del mundo de la música.
Después de anunciar su retirada para dedicarse a montar una discográfica y al mundo de la moda, Lily Allen asegura ahora que ganar un Brit Award, los premios que concede la industria musical británica, no significó nada para ella.
"Era algo por lo que habría muerto cuatro años antes. Pero cuando finalmente llegó no significó nada para mí, porque sabía que los Brit son un show de televisión. Los ejecutivos de la discográfica hacen un trato con el canal de televisión y los productores sobre quién gana qué premio a cambio de tiempo de actuación", desvela. "Así que el Brit se convierte en un no-premio, una especie de "gracias por esto", señala.