Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lindsay Lohan empieza a ser una 'chica buena'

A pesar de que Lindsay Lohan sigue sorprendiéndonos con algunos de sus escándalos y con su vida llena de excesos, parece que la actriz de 23 años está empezando a tomarse las cosas más en serio. La actriz, por imposición de la jueza, tuvo que acudir a uno programa de desintoxicación después de ser detenida por conducir en estado de embriaguez. En él, sorprendentemente, Lindsay ha mostrado una actitud totalmente opuesta a la grosera y polémica que nos tiene acostumbrados. Un informe hecho público revela los buenos resultados de Lohan en dicho programa.
Lindsay Lohan quizás se ha cansado del daño que sus escándalos están haciendo a su carrera y a su imagen. Al menos ya ha tomado medidas en lo que se refiere a su confesa adicción al alcohol que le ha traído problemas como el ser detenida conduciendo ebria y vivir en libertad condicional.
Un documento de tres páginas publicado el martes por un tribunal de Los Ángeles muestra los buenos resultados de Lohan, de 23 años, en las clases de educación del alcohol a las que ha estado acudiendo durante los últimos meses.
Esto contradice las recientes informaciones que aseguraban, desde finales de año, que la actriz estaba con un pie en la cárcel después de desobedecer la condena de acudir a un programa de desintoxicación impuesta por la jueza.
El informe acerca del progreso de Lohan, quien ha estado esta semana en Cannes, asegura que ésta ha sido "regular y coherente" con sus clases y "las ha renegociado de manera oportuna".
Además añade que "su actitud es receptiva y positiva con ideas de cambiar su estilo de vida".
Lohan ha asistido a 17 de las 26 reuniones de Alcohólicos Anónimos, 19 de 26 sesiones de grupo, a 24 de 26 entrevistas personales y acudió a las seis clases de educación sobre el alcohol.