Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lindsay Lohan desata de nuevo la polémica apuntándose con una pistola en la boca

Lindsay Lohan, lejos de intentar de limpiar su imagen dañada por sus escándalos, excesos y las por las polémicas declaraciones de su padre acerca de ella, vuelve a mostrar su lado rebelde con unas controvertidas fotos.
Días después de que su padre se presentara con la policía en el apartamento que la actriz tiene en Los Ángeles y de que Lindsay se despachara a gusto con él a través de Twitter, desata la polémica publicando en la red social una fotografía en la que la actriz aparece apuntándose en la boca con una pistola.
La imagen pertenece a una sesión que la actriz ha protagonizado para el fotógrafo Tyler Shields. El resto de fotografías no son menos polémicas. Se puede ver a Lohan en lencería y tumbada en el suelo cubierta de sangre, con un revólver apuntándole a la cara o intentando estrangular al fotógrafo. Ante la polémica que han desatado las fotografías, la actriz ha salido a defenderlas calificándolas de "arte".
"Intenta mantener la clase, no vuelvas a hacer porno suave con algún tío encima de ti", decía uno de los comentarios en su Twitter en referencia a la imagen de la pistola. Lindsay contestó: "No es porno suave cariño, es algo llamado arte".
Shields ha realizado estas "locas fotografías" para incluirlas en un libro llamado "El lado sucio del Glamour'.