Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega 'Chagall. Divino y humano', la obra gráfica del "Picasso judío"

La Fundación Canal de Madrid acoge desde este jueves hasta el próximo 10 de abril la muestra 'Chagall. Divino y humano', una muestra que reúne un centenar de obras realizadas en papel que con algunos de los ejemplos más singulares de la producción gráfica de este artista, conocido como el "Picasso judío".
Esta exposición recorre cuatro décadas de la creación del artista considerado el maestro del color del arte moderno gracias a las obras procedentes de los fondos de la Marc Chagalla Colecction C.S. Paris del Kunstmuseum Pablo Picasso de Münster (Alemania).
Tal y como ha explicado este miércoles durante la presentación la comisaria de la muestra y conservadora jefe del centro museístico alemán, Ann-Katrin Hann, esta exposición se vincula a los mitos y la religión, dos aspectos que reflejaron en parte la personalidad artística de Chagall, conocido como el "Picasso judío" por su fantasía y su fuerza creativa.
El universo creativo se situó siempre entre lo divino y lo profano, de manera que en estas obras se perciben, por un lado, tanto "amantes bíblicos" que describen los amantes de "la vida real", como edificios parisinos que representan a la Virgen o crucifijos. En palabras del propio autor: "La Biblia es un drama mundano y el mundo una parábola religiosa".
Dos de los apartados que conforman esta muestra exhiben esta doble vía expresiva del artista. Por un lado, la exposición acoge las obras creadas a partir de la interpretación que hizo Chagall de La Biblia, un encargo que recibió y para el que no dudó en viajar hasta Palestina, con el fin de ver cómo era aquel paisaje en el que se desarrollaban los pasajes bíblicos.
Del centenar de obras que realizó sobre esta temática, esta muestra reúne una veintena en la que se puede observar su preocupación principal: lejos de abordar los dogmas de fe, se centra en la psicología de sus personajes y en la visión humanística del Antiguo y el Nuevo Testamento.
Aunque no se trataba de un hombre especialmente religioso, sí estaba preocupado por lo trascendente y afirmó que los elementos de la fe judía formaban parte de sus creaciones y que un artista grande busca lo universal que subyace a toda fe.
'ALMAS MUERTAS'
En el lado opuesto destaca la interpretación gráfica que Chagall realizó de 'Almas muertas', de Nikolái Gógol, un texto que conocía muy bien. Según ha explicado la comisaria, esta obra critica el sistema social de Rusia y en su interpretación Chagall muestra a los terratenientes como personas "sin corazón sin alma".
"Los terratenientes contaban el número de trabajadores que tenían para demostrar lo ricos que eran, y los contaban incluso cuando ya habían muerto", ha señalado la comisaria.
La obra gráfica de Chagall destaca por su gran policromía y ocupa un lugar importante en su producción, que abarca alrededor de mil litografías, una de las creaciones gráficas más extensa solo comparable a la obra de Pablo Picasso, quien dijo del artista bielorruso: "Cuando Matisse muera, de los pintores vivos, Chagall será el único que entienda lo que es realmente el color".
Marc Chagall (Vítebsk, Bielorrusia) estudio Bellas Artes en San Petesburgo y en 1911 se mudó a París, donde trabajó en el Atelier La Ruche. A finales de 1915 regresó a Moscú y unos años más tarde, en 1923, volvió a París y más tarde se trasladó a Estados Unidos, un lugar que, según ha explicado Ann-Katrin Hann, nunca le gustó.