Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega 'Las amigas de Àgata', la ópera prima coral que nació en la universidad

Laia Alabart, Alba Cros, Laura Rius y Marta Verheyen decidieron unir fuerzas en el proyecto de fin de carrera de Comunicación Audiovisual y el resultado es 'Las amigas de Àgata', un filme que se ha paseado por varios festivales y que llega a los cines españoles este viernes de manos de la distribuidora Avalon.
Según ha señalado Alba Cros durante una entrevista concedida a Europa Press, el salto de las aulas a la gran pantalla nace de la pura diversión y disfrute de cuatro compañeras con gustos parecidos y con una historia que todas ellas conocían muy bien: la amistad entre mujeres y el camino hacia la madurez.
El proceso ha sido cien por cien "democrático", de manera que "nadie se quedaba fuera en ningún momento" y cuando una fallaba las otras tiraban "hacia delante". "Es bonito y no tener responsabilidad completa, todo suma y llegas más lejos", ha reflexionado Cros.
La historia que narra 'Las amigas de Àgata' es el retrato de un grupo de chicas de 20 años a través de la mirada de Àgata durante su primer año de carrera, desde su vida en Barcelona hasta un viaje a la Costa Brava, en el que sentirá cómo se transforma su mundo en común con sus amigas de la infancia: Carla, Ari y Mar.
La película se planteó desde el comienzo como un proyecto compartido a partes iguales y las cuatro han participado en todas las etapas de este proceso: guion, realización, montaje y dirección de las actrices.
Este proyecto fue tutelado por Isaki Lacuesta, León Siminiani y Gonzalo de Lucas, y poco a poco fue abriéndose camino hasta que terminó ganando el Premio Abycine Indie y el Premio del Público en el Festival D'A de Barcelona.
"REAL Y NATURALISTA"
Según ha señalado, la idea de esta película era que todas pudieran aportar "por igual", por lo que se centraron en un tema que las cuatro habían vivido desde su infancia y en su paso por la universidad, desde un punto de vista "real y naturalista".
Más allá de lanzar un mensaje, las cuatro jóvenes directoras plantearon este largometraje como "un retrato de un momento, de un sentimiento o sensación". "Intentamos solo retratar un momento en el que Àgata toma conciencia de que está madurando o haciendo un cambio de etapa. No pretendemos establecer un discurso ni un juicio, sino simplemente dar un enfoque neutro y sutil y un retrato del momento", ha dicho.
Uno de los referentes que han influido a estas cuatro cineastas en la realización de 'Las amigas de Ágata' ha sido 'La pirámide humana', dirigida por Jean Rouch, una película "dispersa" pero que "toma forma a medida que avanza", en palabras de Cros.
En cuanto al trabajo con las actrices, la directora ha señalado que todas ellas venían del teatro y, aunque algunas habían participado en algún corto, para todas era su primer largometraje. "No habíamos dirigido a actores antes, así que buscamos a cuatro chicas que pudieran aportar mucho, y el resultado fue algo orgánico y fluido", recuerda.