Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Loeb busca su 50º victoria entre el asfalto y la grava

El mundial de rallys llega a su tercera prueba, Chipre, con una mezcla de asfalto y tierra en la que el actual líder del campeonato, el francés Sebastian Loeb (Citroen) buscará su victoria número cincuenta en el mundial, aunque no lo tendrá fácil porque los hombres de Ford no pueden dejarle tanta distancia en la tabla.
La temporada acaba de empezar y los finlandeses Mikko Hirvonen y Jari-Matti Latvala ya se encuentran ante la obligación de no dejar escapar a Loeb en la clasificación del mundial, ya que una nueva victoria del galo podría comenzar a decantar el campeonato a favor del de Citroen, y eso solo cuando sólo se ha disputado la cuarta parte de la temporada.
Esta competición se desarrollará sobre una superficie mixta. El primer día, el viernes, se disputará sobre asfalto, mientras que tanto sábado como domingo se correrá sobre grava, aunque para complicar la situación aún más los pilotos solo podrán utilizar material destinado a la tierra, por lo que la mecánicas sufrirán mucho el viernes, sobre asfalto, y también los otros dos días puesto que los caminos de Chipre están repletos de polvo, piedras y baches.
Son muchas las voces que alegan que el verdadero objetivo de Loeb este año es el de hacer el pleno, el conseguir las doce victorias en todas la pruebas que componen el mundial ante futuros objetivos que parece tiene marcados el genial piloto galo. Potencial tiene, y los rivales distan mucho de su calidad y su templanza, pero Chipre será una prueba difícil para él.
Dominador sobre cualquier tipo de superficie, aquí tendrá que saber compaginarlas. Ya ha dicho que el viernes las mecánicas de los coches van a sufrir mucho, sobre todo los neumáticos, que se desgastarán muy rápido, y los frenos. Parte con el objetivo de conseguir la mayor ventaja posible el viernes para no verse tan penalizado por ser el primero en salir a pista el sábado.
El polvo, las piedrecillas y los baches harán muy difícil la conducción al primero en pasar por los tramos puesto que dispondrá de menor adherencia que los que vengan detrás, cuando la superficie ya haya sido limpiada.
Pero un esfuerzo merecerá la pena, en juego está la quintuagésima victoria en su historia en el mundial de rallys, una nueva marca aparentemente imposible de batir.
Hirvonen si quiere optar al mundial tiene que recuperar la diferencia concedida, que ya son seis puntos, y para ello ha de ganar pruebas en el terreno teórico de Loeb y los Citroen, y más después de que le vencieran en Noruega y sobre nieve.
Es de esperar que salga a conservar el viernes, y los dos días finales, sobre tierra, arriesgará en pos de conseguir la primera victoria de la temporada.
Para reducir distancias necesitará de la ayuda de su compañero Latvala, piloto rápido al que le puede su ímpetu. Deberá estar cerca de su compañero para conseguir puntos para el mundial de constructores.
El español Dani Sordo (Citroen) volverá a salir a sumar puntos. No se le exigirá que arriesgue más de lo necesario sino que haga llegar el coche a la meta lo más arriba posible, y con cabeza, porque en la última edición de esta prueba terminó estrellando su Xsara WRC contra el cemento de una glorieta en un tramo de exhibición que no era válido para la clasificación.
Por detrás habrá gente también a tener en cuenta como el Stobart Ford del noruego Henning Solberg, y los Citroen del equipo Junior, con el ruso Evgeny Navikov y el zimbabués Conrad Rautembach, y al noruego Petter Solberg que vuelve a correr con un Citroen Xsara después de que se quedara sin equipo al final del año pasado. Esta terna podría estar también luchando por el podio.
Si bien la temporada 2009 adolece de falta de equipos, en Chipre debuta el último que faltaba por entrar, el argentino Munchis Ford, que disputará un total de ocho pruebas con Federico Villagra.
El formato mixto que tendrá Chipre vuelve al mundial trece años después, algo inédito desde Sanremo 1996. En total se disputarán 1.198 km de los que 332,07 km son cronometrados y divididos en 14 especiales.
El viernes, sobre asfalto, se disputarán 454,34 km incluyendo 134,20 km repartido en seis especiales. El sábado, y ya sobre tierra, serán 490,07 km, de los que 115,60 km serán de velocidad y divididos en cinco tramos, y finalizará el domingo con 253,59 km con 82,27 km cronometrados en tres tramos.

Clasificación pilotos:
.1. Sebastien Loeb (FRA/Citroen) 20 puntos
.2. Mikko Hirvonen (FIN/Ford) 14
.3. Dani Sordo (ESP/Citroen) 12
.4. Henning Solberg (NOR/Ford) 10
.5. Jari-Matti Latvala (FIN/Ford) 6
.6. Chris. Atkinson (AUS/Citroen) 4
.7. Matthew Wilson (GBR/Ford) 4
.8. Sebastien Ogier (FRA/Citroen) 3
.9. Petter Solberg (NOR/Citroen) 3
10. Urmo Aava (EST/Ford) 1

Clasificación de marcas:
.1. Citroen 32 puntos
.2. Ford 22
.3. Stobart Ford 16
.4. Citroen Rally Junior Team 8