Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Tosar (Cien Años de Perdón): Los corruptos "nos están haciendo la promoción gratis"

Luis Tosar, Rodrigo de la Serna y Particia Vico son tres de los protagonistas de Cien Años de Perdón, la nueva película de Daniel Calparsoro. Un thriller de acción sobre el atraco a una sucursal bancaria que aborda de lleno temas plena actualidad como la crisis financiera o la corrupción política y que llegará a los cines el próximo 4 de marzo.
"Parece que nos están haciendo la promoción gratis", afirma en este sentido Tosar que, en una entrevista con Europa Press, reconoce que la película, rodada hace un año y que partía "de ciertos hechos reales" y tenía "una inspiración en lo terrenal", se está viendo en cierto modo "aplastada por la realidad".
En Cien Años de Perdón Tosar encarna a El Gallego, uno de los integrantes de la banda de atracadores de origen argentino que lidera El Uruguayo, un personaje muy carismático al que da vida el argentino Rodrígo de la Serna. "Un gallego entre argentinos, parece un chiste, un clásico un homenaje a la inmigración de los cincuenta de Galicia", reconoce el actor español que vuelve a visitar un género que ya abordó en cintas tan notables como Celda 211, El niño o El desconocido y que volverá a tocar en Toro.
Por su parte, Rodrigo de la Serna destaca la gran riqueza del guión de Cien Años de Perdón, obra de Jorge Guerricaechevarría (El día de la Bestia, Los crímenes de Oxford, El niño) que cuenta con "una subtrama política que se entrevela con el thriller de acción" con "este sistema financiero perverso que está estafando a millones de personas" como telón de fondo.
"En Argentina nosotros lo conocemos muy bien. Tras la crisis de 2001 tenemos muy claro cómo funcionan este tipo de estafas. En Grecia se replicó hace poco y en España ojalá no pase", afirma De la Serna que también subraya que más allá de su trama, el "corazón" de la película está "en las relaciones humanas" que establecen sus personajes, especialmente "entre los atracadores y la directora del banco". "La directora no es humana", apostilla Tosar en relación al personaje al que da vida Patricia Vico.
EL PODER DE LA INFORMACIÓN
Una mujer que es, destaca la actriz, "una auténtica supervivente". "La han despedido, la han cortado la cabeza los que eran sus supuestos amigos después de hacer cosas que seguro no eran muy loables. Aprovecha el robo del banco para no irse con las manos vacías", afirma Vico que define Cien Años de Perdón como "un thriller de acción y suspense que habla de lealtades, de amistad, de engaños" pero sobre todo "del poder de la información", de como una información y un secreto "puede trastocar todo y poner patas arriba incluso un Gobierno".
Una cinta, subrayan sus protagonistas, en la que los personajes van cambiando y los más peligroso no son los que están dentro del banco con las máscaras, las armas y los rehenes, sino los que están fuera con el traje, la corbata y dando órdenes por el teléfono móvil. "En comparación con esos, a nuestra banda de ladrones tenían que estar ya beatificándola directamente. La realidad nos está aplastando", sentencia Tosar.