Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis trabaja la recuperación de los jugadores para el partido ante Rusia

Marcos Senna. FOTO: EFE.telecinco.es
Sesión de recuperación en el entrenamiento matinal de la selección española. Luis Aragonés ha buscado obtener detalles del estado de forma de los jugadores después del partido frente a Italia. La prueba de contrastes se ha centrado sobre todo en Marcos Senna, la principal duda del técnico para las semifinales.
Luis busca datos para decidir el equipo que jugará en semifinales ante Rusia. La principal preocupación es el estado del centrocampista del Villarreal, que acabó fundido el duelo de cuartos de final ante Italia. Si las pruebas demuestran que no está al cien por cien, Xabi Alonso será la novedad.
El buen estado físico de Rusia y la recuperación de los titulares de España, son las preocupaciones de Luis Aragonés. Desde que se eliminase a Italia tras 120 minutos de juego, desde la tanda de penaltis, los españoles que jugaron de inicio no han entrenado. Se espera que, como ha sido habitual hasta ahora, el técnico español pruebe el equipo que jugará el próximo partido. Además de Senna, Villa podría tener también descanso ante Rusia, al menos en la primera parte.
Senna facilita las cosas
El propio Senna se ha mostrado dubitativo sobre su estado de forma y ha dejado claro que mira por el grupo al reconocer que si no llega, lo mejor es que juegue otro compañero: "Quiero lo mejor para la selección. Si me encuentro bien, al cien por ciento, quiero participar, por supuesto, pero si no, que juegue otro compañero que pueda dar lo máximo para España".
Xavi: "Aún no hemos hecho historia"
El centrocampista del Barcelona ha querido rebajar el ambiente de euforia que se vive entre los aficionados: "Estamos muy contentos por habernos quitado de encima los cuartos de final, pero aún no hemos hecho historia. Sólo estamos en semifinales y no nos basta con eso. Queremos estar en la final y ganarla. El equipo está preparado en todos los sentidos para poder hacerlo".
Para ello queda el último obstáculo, Rusia, del que Xavi no se fia en absoluto: "No hay que tener en cuenta el primer partido. No tiene nada que ver. Desde entonces, los rusos han ido creciendo y se lo han creído. Nosotros tenemos que seguir con nuestra filosofía de dominar y de tener el balón. De no dejarles posesión. La clave estará en esa posesión del balón".
JNP