Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luis Salom, desde los dos años subido a la moto

Con sólo dos años, Luis Salom montaba en su primera moto. Con la ayuda de su Padre y dos ruedines, empezaba a luchar por un sueño que llevaba impreso en los genes. El piloto mallorquín quería ser campeón del mundo de motociclismo. Dieciséis años más tarde, debutaba en la élite, pero tuvieron que pasar tres años más para que su sustento, su familia, le viera ganar el primer Gran Premio de su carrera en Indianápolis en 2012. Tenía sólo 21 años. Ni el segundo puesto de ese año, ni el tercero de 2013 con un final de infarto, consiguieron que 'El Mejicano', como se hacía llamar, tirara la toalla. Esta insistencia que le caracterizaba le hacía ir al límite, pero esta vez... el azar se ha cebado con él. La curva 11 de uno de los circuitos favoritos para los españoles, Montmeló, ha conseguido que hoy lo sea un poco menos. Se ha llevado la vida de un chaval que con 24 años luchaba por colarse ente los más grandes.