Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madonna conseguirá la adopción de Mercy en Malawi

Madonna podrá por fin unir a Mercy a su familia. Foto 'The Sun'telecinco.es
Madonna no se rinde. La cantante ha persuadido a los tres jueces de la corte de apelación para que le permitan adoptar a Mercy James, según publica este martes 'The Sun'. El primer intento de la Reina del Pop de adoptar a la niña malawi de tres años fracasó el pasado marzo con el argumento oficial que la famosa no vivió en el país los 18 meses exigidos en estos casos.
Madonna, de 50 años, sin embargo, no ha tirado la toalla y persiste en sus intenciones. Dos de los tres jueces ya han enviado los documentos satisfactorios a la corte con la recomendación de aprobar la adopción de Mercy, mientras que el tercero ha asegurado estar "completamente de acuerdo con ellos".
La nueva sentencia será anunciada el próximo domingo por la Corte Suprema de apelaciones de Malawi. Una fuente cercana a la gestiones ha asegurado al tabloide que los documentos para la adopción "ya están escritos y todas las recomendaciones favorables a la adopción".
La cantante no perdió las esperanzas con la primera decisión de la corte y prometió a sus más cercanos que "estaba dispuesta a mover montañas" porque Mercy tuviera una nueva vida.
Madonna, con tres hijos, ha esperado durante mucho tiempo para que David Banda, tuviera una hermana malawi, como él. La cantante no sólo ha tenido que soportar la negativa de los jueces, sino también los comentarios y opiniones ofensivas del padre de Mercy James.
El padre biológico que abandonó a su hija cuando todavía era un embrión en el vientre de su madre ha aludido a la dudosa moralidad de Madonna para darle buena educación a Mercy.
 El próximo domingo la corte comunicará la nueva sentencia que permitirá a la niña malawi viajar con su nueva familia a EEUU.