Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid SnowZone aumenta un 9 por ciento, con casi 300.000, los esquiadores en 2015

Madrid SnowZone, la pista de nieve cubierta del centro comercial Madrid Xanadú en Arroyomolinos (Madrid), ha cerrado 2015 con casi 300.000 esquiadores, lo que supone un incremento del 9% respecto al año anterior debido, entre otras cosas, a la falta de nieve en las estaciones de esquí, informa en un comunicado.
Las anómalas temperaturas que se están registrando durante el invierno junto con la mejora de la economía y el aumento del consumo explicarían estas cifras, añade la nota de la única pista cubierta en España y una de las más grandes del mundo.
La directora de marketing de Madrid SnowZone, María González, señaló que han notado una mayor afluencia de esquiadores a sus pistas, sobre todo, desde principios de verano "que se ha visto beneficiada estos últimos meses por la falta de nieve en las estaciones de montaña".
"Eso demuestra que los aficionados tienen ganas de esquí y que, como siempre, nosotros estamos encantados de funcionar como estación lanzadera siendo el lugar donde muchos esquiadores y equipos toman contacto con la nieve y realizan aquí sus primeros entrenamientos", manifestó González.
La empresa gestora Ocio y Nieve destaca el aumento registrado en el número de visitantes. Madrid SnowZone ha cerrado 2015 con 2.126.000 visitantes, un aumento de un 6,3% respecto a 2014. De esta forma, se consolida como uno de los principales referentes de ocio en la capital española.
Para el director general de Madrid SnowZone, Javier Villar, son cifras "muy importantes" para ellos porque el año pasado han hecho un esfuerzo muy importante para ampliar y mejorar la oferta de ocio en torno a la pista de nieve. "Y hemos ampliado nuestra oferta más allá del esquí y el snowboard que sigue siendo nuestro gran valor referencial y razón de ser", añadió.
Durante 2015, Madrid SnowZone inauguró la tirolina indoor más grande del mundo, que, con sus 200 metros de vuelo, permite alcanzar una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora y el Minigolf Glacial, con 18 hoyos de juego que discurren entre 65 réplicas a tamaño natural de animales polares.