Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mamy Rock, una abuela dj que arrasa en Francia

Ruth Flowers, británica de 69 años, ha conquistado el círculo francés desde el Festival de Cine de Cannes a los mejores clubes de París con una mezcla de éxitos antiguos, música electrónica y del estilo bling-bling.
"Comenzó cuando mi nieto tuvo su fiesta de cumpleaños, ellos siempre ponen un poco de música disco después de la fiesta", explica Flowers en un hotel de París.
"Llegué un poco tarde y los caballeros de la puerta me dijeron 'No creo que usted quiera entrar, señora'. Yo respondí 'Creo que sí quiero'. Entré y había mucho ruido y las luces destellaban, pero había una gran cantidad de energía y alegría", explica
Si bien Flowers, una cantante profesional, estaba más acostumbrada a canciones de iglesia, melodías alemanas y pop clásico, le gustó tanto la fiesta que decidió ahí mismo convertirse en disc jockey.
Una amiga la contactó con el productor francés Aurelien Simon quien le enseñó a pinchar y desarrollar su estilo, que está repleto de canciones de Abba, Queen y los Rolling Stones.
"Al principio era como una pequeña broma pero se convirtió en algo serio. Durante cuatro aprendiendo a usar las máquinas. Le expliqué lo básico de la música electrónica y luego ella creó su propio estilo", dice Simon.
Flowers, que usa en las fiestas enormes caravanas, lentes negros y ropa brillante que contrasta con su cabello canoso, trabaja en un sencillo que sería lanzado en la primavera boreal.
Algunos de sus amigos en Londres se mostraron al principio un poco escépticos sobre su nueva carrera, pero Flowers ha recibido el aliento de su familia y sus seguidores.