Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margarethe von Trotta libera su historia familiar en 'El mundo abandonado': "Los secretos te pueden hacer daño"

La cineasta alemana Margarethe von Trotta libera su historia personal en la película 'El mundo abandonado', una cinta que desvela secretos familiares y que sirve de espejo para el pasado y las memorias que la directora ha guardado durante mucho tiempo.
"Los secretos te pueden hacer daño", ha manifestado Von Trotta durante una entrevista a Europa Press, quien cuenta que esta película nació antes de realizar 'Hannah', filme para el que tuvo que esperar para poder conseguir los fondos necesarios.
'El mundo abandonado' cuenta la historia de Sophie, cantante de jazz y blues. Su padre ha encontrado en una página web estadounidense una imagen de una mujer que se parece a su esposa, la madre de Sophie, recién fallecida. Paul está empeñado en que Sophie vaya a verla y, a pesar de sus recelos, Sophie acepta para complacer a su padre. Allí descubrirá algo muy importante para su padre y para sí misma.
Esta historia nace de su propia experiencia personal, un asunto que descubrió hace muchos años, y esta película se ha convertido en la forma de liberarse de la memoria y "por fin" sacar los recuerdos que estaban dentro de ella. Según relata, en 1979 su hermana mayor se puso en contacto con ella y ahora ha decidido trasladar esa experiencia a la gran pantalla.
La cineasta ha señalado que en todas las familias hay secretos y que esta historia va más allá de lo personal, por lo que "muchas personas se podrían sentir identificadas con la idea central". Además, ha indicado que de alguna forma esta película tiene un aspecto terapéutico porque hay algo que hace que los secretos escondidos te hagan daño. "La única manera de liberarse es que el secreto explote", ha dicho.
Respecto a su historia concreta, ha señalado que se sorprendió al verla y que incluso se parecía a su madre más que ella. "Es un alivio, me siento liberada. Como cineasta o como escritor, uno tiene la posibilidad de soltar lo que lleva dentro y liberarse, otros tienen que ir al psicoanalista", ha bromeado.
AUTORRETRATO
A lo largo de su extensa trayectoria, Von Trotta ha dirigido alrededor de 15 películas, entre ellas 'Rosa Luxemburgo' (1986), 'La calle de las rosas' (2003) o 'Hannah Arendt' (2012), muchas de las cuales abordan asuntos políticos, aunque, según ha precisado la cineasta, incluso estas cintas muestran aspectos personales.
"Eso no significa que sean aspectos de mi vida concreta, pero sí busco en los personajes la manera de volcar mis emociones y mis creencias, siempre se convierten en un autorretrato, aunque sean personajes históricos", ha dicho.
Preguntada por la figura de la mujer en su filmografía, Von Trotta ha asegurado que aún tiene mucho que decir: "Puedo seguir hablando de las mujeres hasta que me muera, son más interesantes que los hombres". Además, ha indicado "no hay demasiadas directoras en el mundo" y cuando uno se encuentra en esa posición tiene "el deber de hablar de las mujeres".
En cuanto al feminismo hoy en día, Von Trotta ha señalado que "aún hay injusticias". "No soy una feminista que quiere acabar con los hombres, sino en el sentido de poder hacer lo que queramos. No hay igualdad real, aún hay diferencias", concluye.