Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mariah Carey recoge un premio borracha

Su intervención fue larga e incoherente de principio a fin. Nada más recibir el premio como actriz revelación, la diva tuvo que ser escoltada por el director del film y presentador de la gala para poder subir al escenario. Ya en él, Carey saludó a Lee Daniels con un baile y con un fuerte abrazo.
Tras ello, la cantante suspiró y tras una breve pausa se dirigió al público. "Por favor, perdónenme porque estoy un poquito, eh...", reconoció desde el atril de premiados.
En ese momento, un miembro de los allí presentes terminó la frase con, al parecer, una obscenidad, a lo que Carey contestó con un "sí" y una gran carcajada.
Los minutos siguientes, la artista los dedicó a divagar sobre el libro que inspiró la película que ella misma protagoniza y sobre su emoción al conocer a otra de las nominadas, Helen Mirren, a la que no dudó en aplaudir insistentemente desde la tribuna.
Poco después, Carey dijo al presentador de la gala: "Discúlpame, a veces me pongo un poco...tú sabes... difícil". Tras ello, volvió a reír.
La intervención de la cantante se alargaba con divagaciones hasta que el público comenzó a aplaudirlos para que finalmente abandonaran el escenario. "Les agradezco a todos por escuchar mi pequeña charla y que Dios les bendiga", fueron las últimas palabras de Carey delante del auditorio. EPF