Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marina San José, hija de Víctor Manuel y Ana Belén: "Mis padres deberían ser más críticos conmigo"

Marina San José no podía estrenarse mejor en la gran pantalla que con una nominación a los premios de la Unión de Actores como mejor actriz revelación. Tras el amor que profana por los escenarios y su éxito en televisión, su papel en la película De chica en chica ha sido su primer acercamiento con el cine. La hija de Ana Belén y Víctor Manuel va afianzado su carrera y ganándose un sitio en la profesión. Una profesión en la que está acostumbrada a que la miren con lupa debido a ser hija de quien es, algo que lleva con orgullo.
CHANCE (CH): ¿Cómo te sientes recibiendo esta nominación?
MARINA SAN JOSÉ (MSJ): Estoy encantada, es un premio que otorgan los compañeros y eso hace más ilusión que nada.
CH: Es un premio que da mucha visibilidad.
MSJ: Sí, da más visibilidad, es lo que tiene trabajar en teatro y no en televisión, donde te están viendo todos los días.
CH: ¿La nominación es por la película?
MSJ: La nominación es por la película, aunque ha durado muy poquito en el cine y no ha tenido mucho recorrido. Ahora están sacando el DVD y esperamos que tenga un poquito más de tirón, porque no le han dado mucha cancha en los cines.
CH: Es una película con una temática a la que no estamos muy habituados todavía*
MSJ: Por eso también creíamos que iba a generar un poco más de interés, o de ruido pero el no tener dinero para publicidad y todas esas cosas al final influyen mucho.
CH: Pero es maravilloso que los compañeros se acuerden*
MSJ: Sí, es muy bonito que los compañeros valoren mi trabajo.
CH: ¿Para ti ha sido un proyecto arriesgado esta película?
MSJ: Es mi primera película profesionalmente, mi debut, y estoy encantada con los compañeros que me han tocado, ha sido maravilloso y muy bonito.
CH: ¿Cómo es tu personaje?
MSJ: Mi personaje es una chica muy pija, que no tiene filtros, suelta todo lo que se le va pasando por la cabeza. Estoy embarazada y a lo largo de la película me voy transformando un poco, me cambia el carácter por circunstancias.
CH: ¿En la vida real sueles tener filtros?
MSJ: Sí, intento tenerlos, no siempre, pero lo intento por no hacer daño.
CH: Tuviste un momento de televisión con una popularidad bestial, ¿volverás?
MSJ: Estuve un par de años en Amar en tiempos revueltos y sí, lo que vaya saliendo, estoy abierta a todo.
CH: Ahora que has tocado todos los palos, teatro, televisión y cine, ¿en qué te sientes más cómoda?
MSJ: En lo que me siento más cómoda es en el teatro pero porque es lo que más he hecho, es en lo que más he trabajado y le tengo un especial cariño.
CH: ¿Te falta la música?
MSJ: He hecho coros, ya llevo dos giras, me falta sacar un disco (ríe) pero cantar ya he cantado.
CH: ¿Tus padres son muy críticos contigo cuando ven tus trabajos?
MSJ: No, para nada, deberían serlo más pero no lo son.
CH: ¿Te halagan mucho?
MSJ: No tampoco, son más de que me deje llevar por lo que estoy viviendo.
CH: Tu madre también es candidata a los premios, ¿competís en la misma categoría?
MSJ: No, ella no es revelación (ríe). Sí se lo dan tendré que recogerlo.
CH: ¿Cómo fue cuando os lo contasteis?
MSJ: Cuando me lo dijeron se lo conté y me dijo que ella también, enhorabuenas mutuas.
CH: En la película estás embarazada ¿cómo te has visto con tripita?
MSJ: Bien, con mucho calor con la barriga, me lo voy a pensar un poquito más.
CH: ¿No es algo que te plantees?
MSJ: De momento no, me gustan los niños pero no para mí.
CH: ¿Qué proyectos tienes para este año?
MSJ: Estoy pendiente, Mérida es una posibilidad para este verano.
CH: ¿Con un clásico?
MSJ: Claro, para el Festival sí, pero todavía no puedo decirlo del todo.
CH: ¿Se están cumpliendo los sueños que tenías cuando empezaste en esta profesión?
MSJ: Sí, seguir trabajando era mi sueño, no tengo meta de llegar a algo, trabajar en lo que me guste y que me divierta haciéndolo.
CH: ¿Siempre quisiste ser actriz?
MSJ: No, quería ser veterinaria, hasta cierta edad que vi que me gustaban mucho los animales pero no para abrirlos en canal, cuando vi lo que suponía ser veterinaria dije que no. Tengo muchos animales pero me dedico a la interpretación.
CH: Al final es lo que has visto en casa...
MSJ: Claro, es tan normal dedicarse a la profesión que has visto toda la vida en tu casa.
CH: ¿Ser hija de Víctor Manuel y Ana Belén crees que te ha ayudado o hace que te miren con lupa?
MSJ: Pues las dos cosas. Ser hija de quien soy me ha ayudado, pero también hace que me miren más con lupa.
CH: ¿Sientes que tienes el objetivo encima?
MSJ: Sí, siempre te ven y te recuerdan. Mi madre y yo trabajamos de manera muy diferente, de una manera muy diferente técnicamente. A mi madre no hay quién la sustituya.