Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martina Navratilova enfrenta un millonario divorcio

Martina Navratilova enfrenta un millonario divorcio tras la demanda presentada por la hasta ahora esposa Toni Layton que le pide un resarcimiento por daño físicos y morales.telecinco.es
Se casaron en 2001 en una romántica ceremonia privada, ahora se están divorciando a la luz pública. La ex estrella del tenis mundial, Martina Navratilova ha sido demandada por su esposa, Toni Layton ante un tribunal de Florida. La pareja de la nueve veces ganadora del Wimbledon le pide un resarcimiento millonario por haberla dejado en la calle con lo puesto tras casi diez años de relaciones.
Uno de los matrimonios homosexuales más célebres del ambiente gay enfrenta un divorcio millonario, igual al de otras parejas heterosexuales que han terminado ante los jueces con cifras astronómicas en juego, como el Madonna y Guy Ritchie o el actor Mel Gibson y su esposa.
Toni Layton de 56 años ha escogido muy bien el momento, justo cuando comenzaba el torneo de Wimbledon en EEUU, ha remolcado a Navratilova ante los jueces.
"Ha destruido mi vida", ha asegurado Layton que acusa a la supercampeona de "haberla dejado en la calle con la ropa que llevaba puesta", según publican numerosoas publicaciones estadounidenses.
La todavía esposa de Navratilova se queja de que esta cambió las cerraduras de las puertas de las cuatro casas que ambas comparten. Por eso y a tono con los tiempos de los grandes divorcios, Layton, pide una compensación de varios millones de dólares por crueldad física y emocional.
La mujer, que se considera traicionada, reclama además otros efectos, entre los que se incluyen seis coches de lujo, un yate, varias motos, joyas y adornos de valor.
Por si quedaran dudas de que esto va en serio, Layton ha amenazado a Navratilova con escribir un libro en el que revelase algunos oscuros secretillos de la tenista.
De acuerdo con la ley estadounidense, las dos mujeres casadas en New Hampshire no podrían divorciarse en Florida, donde no se reconocen los matrimonios homosexuales.
Sin embargo, Layton aspira a acogerse a un acuerdo pre-nupcial en el que ambas consientieron compartir a partes iguales los bienes adquiridos durante la relación.
Un portavoz de Navratilova por toda respuesta ha afirmado que "no comenta sus cuestiones privadas". La prensa maliciosa, especula, que la tenista estaría ansiosa por terminar este difícil partido.