Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matrimonios a comisión

Cada año son rechazadas en España 400 solicitudes de matrimonio por ser sospechosas de fraude. Solamente en Madrid 100 propuestas de boda acabaron en agua de borrajas. Según explica José María Bento, juez del Registro Civil de la capital, este tipo de uniones ha aumentado considerablemente con la crisis y la masiva llegada de inmigrantes. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística en España hay más de 16.000 inmigrantes casados con españoles que no conviven con su pareja.
Son muchas las personas que necesitan una inyección de dinero rápida y muchos también los inmigrantes que están dispuestos a cualquier cosa con tal de legalizar su situación en España.
Así las cosas el intercambio esta servido. El medio natural para compartir estas informaciones es lógicamente Internet, que se ha convertido en el caldo de cultivo perfecto para anunciar estos servicios. Y es que son infinitos los foros dónde se puede contactar no solo con personas que se ofrecen para casarse sino con intermediarios que prometen agilizar los trámites y llevar la unión a buen puerto.
Hemos contactado con una de ellas y aunque sabe que lo que hace es ilegal y reconoce que se llevará un porcentaje por hacerlo nos anima a casarnos con un inmigrante para conseguir 5.000 euros.
Ese es el precio que podrían pagarnos, pero en la red se barajan muchas cantidades y muchas modalidades de falso matrimonio. Hay quien arregla hasta los papeles del divorcio, quien pide hasta 16.000 euros por casarse con un sin papeles y quien asegura que por el doble proporciona casa y comida al futuro cónyuge.
Incluso hay quien quiere casarse para poder pagarse un implante de silicona.
Los jueces persiguen este tipo de uniones por considerar que nada tienen que ver con el propósito real del matrimonio. Según el juez José María Bento los engaños pueden ocurrir pero su deber es evitarlos en la medida de lo posible.
Para ello cuando un matrimonio es sospechoso se utiliza el recurso de la Audiencia Reservada, una entrevista en profundidad que pretende desenmascarar a los posibles estafadores.
En ella y a través de preguntas cruzadas los aspirantes a marido y mujer tendrán que demostrar que tienen un conocimiento profundo de la vida y milagros de su pareja. Sin embargo esto no detiene a los que están dispuestos a casarse por dinero o por papeles.
Nuestra intermediaria nos asegura que es posible encontrar el cuestionario en Internet y que en cualquier caso no todas las preguntas tienen porqué ser contestadas.
En otras palabras, nos viene a decir que casarse por interés no es un paso difícil. 'Si quiero' dos palabras que cotizan muy alto en Internet, un lucrativo negocio que muchos utilizan para conseguir algo que el amor de momento no puede ofrecer.
Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.